miércoles, 31 de diciembre de 2008

Todo en un año

Echando la vista atrás a lo que ha sido este año, puedo decir que ha sido excepcional. No me puedo quejar de salud que ha sido buena, salvando algunos días (como casi siempre); el amor sigue estando ahí y con buena salud; y el dinero, pues va y viene. Encima, este año he conseguido la estabilidad laboral que siempre ansiamos los Virgo (sí, somos así, qué pasa) y he sacado las oposiciones justo a tiempo.

Más aún, he disfrutado con el blog y gracias a él he conocido a gente estupenda. Me he encontrado in person con Will, Mokko y Mac, personas increíbles y que ocupan un hueco en mi corazoncito de freak; y reencontrado con Nica, que aunque no tiene un blog es casi como si lo tuviese. Y con Rickisimus, al que he vuelto a ver después de un año. Además, me he tropezado con todos los que están ahí, a la derecha: Sota, Otto, Grace, Van Hessa, Nyc, M., Casta, Quijote, Crow, Nepo, Reve y Eon. Vosotros sí que valeis, baby.

Así que ¿qué más se puede pedir para el año que viene? Pues, como mínimo, que sea igual que este y si puede ser que mejore todo lo posible. Que tengáis un Feliz Año Nuevo, que os traiga todo lo que deseais y más, que paséis una Feliz Nochevieja, a comer y beber y a disfrutar.



Ya se que es decadente, retro y que casi nadie sabe bailarlo en condiciones, pero siempre asocio la Nochevieja a fiestas fastuosas, salones gigantescos y gente bailando al son de lo que toca la orquesta. Y al imperio austrohúngaro, no se porqué.



martes, 30 de diciembre de 2008

Un año de libros

Siguiendo la estela de Van Hessa y Nyc, hoy os coloco los libros que me he ido leyendo a lo largo de este año, por si os interesa alguno. De alguno ya he comentado algo por ahí atrás pero siempre se queda algo. Como vereis, hay de todo, como en botica.

Persépolis, de M. Satrapi. Es un comic autobiográfico donde la autora narra su infancia en la transición del régimen del sha en Irán a la de los ayatollahs, su adolescencia en Europa, la vuelta a Irán y su exilio. El estilo del dibujo es sencillo pero la historia es bastante cruda, combinando historias muy duras con el humor y la sátira. Fue el origen a una película de animación altamente recomendable.

Mercaderes del espacio, de F. Pohl y C.M. Kornbluth. Os pongo la reseña que ya escribí en su momento. Bajo la apariencia de un título aparente, es una crítica feroz del consumismo, del mundo de la publicidad y todo lo que ello conlleva. Es un libro bastante visionario pues adelanta en mucho tiempo situaciones actuales, como la escasez de recursos naturales (coches a pedales, agua hiperrestringida...), el poder político apenas existe y son las grandes corporaciones (en este caso de publicidad) las que dominan el cotarro, el dominio de los consumidores a través de adicciones, etc.

Historias de Terramar, de Ursula K. Le Guin. Es la reunión de los cinco libros sobre Terramar y el mago Ged. Bajo la apariencia de un libro de fantasía, muy entretenido y variado dicho sea de paso, hay una reflexión sobre el poder, las consecuencias de nuestros actos, el poder de las palabras, etc.


La mano izquierda de Dios, de Ursula K. Le Guin, también. Este es de ciencia ficción y habla sobre las diferencias con otros seres, la aceptación de los demás, el cruce de distintas civilizaciones. Cómo me suena esto.


Kalpa imperial, de Angelica Gorodischer. Esta es una relectura pues ya me lo había leído hace unos años. Y me encanta. Relatos sobre el imperio más grande que ha existido jamás, la ambición, el poder, la Historia y más, todo con un punto entre lo fantástico y lo irreal. Totalmente recomendable.

El asombroso viaje de Pomponio Flato, de Eduardo Mendoza. Un ciudadano romano encargado de solucionar un asesinato para librar a un carpintero de Judea de la muerte. Mezcla de novela histórica, de detectives y "religiosa", encontramos la ironía y diversión junto con reflexiones sobre el destino y la religión. También muy recomendable.

El cuento número 13, de D. Setterfield. Una aficionada a los libros es encargada de hacer la biigrafía de una escritora famosa algo enigmática. Tiene puntos interesantes pero en general fue bastante decepcionante. Me lo acabé por cabezonería y no dejarlo a medias.

Colapso, de Jared Diamond. Este es un ensayo que parte de una pregunta: ¿porqué unas sociedades perviven y otras desaparecen? Partiendo de una serie de puntos que pueden provocar la desaparición de una sociedad, analiza ejemplos de sociedades que desaparecieron en el pasado (como los mayas, los noruegos en Groenlandia, la isla de Pascua o los anasazi en el suroeste de Estados Unidos) y de otras sociedades en el presente (China, Australia, Ruanda...), y su relación con el entorno que les rodea, fundamentalmente el entorno natural. Es una mezcla de historia, antropología, economía, ecología e, incluso, geografía.

Stonehenge, una novela del 2000 a.C., de Bernard Cornwell. Este lo leí por recomendaciones de Van Hessa y me gustó bastante. Ambientada en la Inglaterra prehistórica pues trata de la construcción de monumentos megalíticos con una buena ambientación y una historia que te engancha.

Juego de tronos, de George R. Martin. Novela fantástica es el primero de siete libros (uufff), con intrigas y tramas palaciegas, acción y mucho más. Aún voy por la mitad pero tiene muy buena pinta y me los han recomendado bastante.

Y, por supuesto mis comics de Ralf König, cuya colección ha aumentado notablemente. Yago, Oh genio, Roy y Al, El diván de la psicóloga, Suck my duck y Poppers, son algunos de los que han caído en mis manos este año.


No se si me he dejado algo por ahí, lo más seguro, pero si no lo recuerdo mal asunto.





Actualización: Lo siento pero el Alzheimer hace estragos y se me olvidan las cosas. Pero vamos a ponerle remedio. A la lista de arriba hay que añadir:

El niño con el pijama de rayas, de John Boyne. Fácil de leer, entretenido pero también previsible, el final se vislumbra desde mucho antes. Eso no quita valor al libro y que sea recomendable.

From Hell, de Alan Moore. Una novela gráfica en la que se ofrece una interpretación del mito de Jack el Destripador. Con gran profusión de datos, me pareció bastante buena aunque un poco densa a ratos.

domingo, 28 de diciembre de 2008

Recapitulaciones y consecuencias

A ver, vamos a recapitular estos días atrás. El 24 in the night lo pasamos con una amiga y su hijo, su hermana y su pareja y otra amiga nuestra, es decir, casi en familia porque lo son. Lo pasamos bastante bien, todo muy tranquilo, mucha comida, mucha bebida (unos más que otros, que me toca hacer de chófer) y muchas risas. Consecuencia: el 25 estuvimos de reposo total vegetando en el sillón, viendo tele, películas, dormitando a ratos y leyendo.

El viernes aproveché el primer día de vacaciones para hacer las compras, y muy bien aprovechado que me quité buena parte de las mismas. Por la tarde-noche, quedamos con una amiga que vive ahora en Bilbao y se había venido a pasar las Navidades con la familia. En realidad, fue una macro-quedada porque conoce a tanta gente que, en lugar de quedar con cada uno/a o con parejas, queda con todos a la vez, y como nos conocemos todos pues pasamos un buen rato. Rato que se prolongó hasta la madrugada. Consecuencia: el sábado nos lo pasamos en buena medida dormitando y descansando. Ya por la tarde nos acicalamos un poco porque había quedado con unos amigos, nos fuimos a dar una vuelta por una zona comercial de Las Palmas y nos tomamos algo. Al final, acabamos en casa de uno de ellos jugando el Rock Band, pero ya a medianoche no podíamos más y nos recogimos.

Hoy domingo pensábamos tomarnoslo con más calma. Quedar para un café con algún amigo y poco más. Pues sí, quedamos pero el café de mediodía se convirtió en almuerzo por el norte de la isla (es que el día hoy estaba buenísimo y apetecía salir al sol, como los caracoles), aprovechar para comprar un regalo para una de mis hermanas y acabar en una terracita con otro cafecito. Consecuencia: estoy molido. La vida social me está matando. Así que he decidido que, salvo imperativo legal, ya no me sacan de mi casa hasta el 31, y entonces ya veremos, ya. Hombre, que había cogido las vacaciones para descansar y estoy peor que si hubiese estado trabajando toda la semana.






Cuánto tiempo sin que se paseasen por aquí.

viernes, 26 de diciembre de 2008

Cosas que hacer en Navidad cuando no estás muerto

Después de pasarme el día de Navidad vegetando en el sillón, ya va siendo hora de ponerse las pilas. Y no me refiero a currar, no, que para eso estamos de vacaciones, T. y el menda. Hay que ponerse las pilas para aprovechar el tiempo y ver esas series y películas que no has podido durante semanas; leer algún libro que tienes a medio leer o has dejado aparcado por falta de tiempo.

De lo último visto, recomiendo Los Tudor, de la que he terminado de ver la primera temporada. Como decía más atrás, pues gustará a quien le atraiga todo lo relacionado con la Historia, intrigas palaciegas, amoríos, reyes, reinas, princesas, arribistas, cardenales y demás. La ambientación, tanto de decorados como de vestuario, está bastante bien; la historia que se cuenta, si bien tiene desviaciones históricas no son tan grandes como encontramos en otras series o películas. En la entrada de la wikipedia hay un apartado sobre las mismas. En general, una serie más que notable y recomendable. Ya estoy atacando la segunda temporada.

Otra sugerencia para estos día es Futurama. Si os gusta esta serie animada, os recomiendo que veais la tercera entrega en película de los personajes: El juego de Bender.


En esta película se mezclan los juegos de rol, mundo alternativos, homenajes a películas (sobre todo a El señor de los anillos), todo ello aderezado con el humor negro, surrealista y friki de los protagonistas. Fue una de mis adquisiciones a finales del mes pasado y se la había dejado a un amigo, así que no la pude visionar hasta ayer. Si quereis verla en streaming, no teneis más que pinchar aquí (espero que funcione el enlace).

Por último, otra recomendación cinéfila, en este caso un documental. Vía el blog de Sergio Arán, Friki pero poco, me he enterado de que existía un documental sobre Emilio Ruiz del Río, al que podríamos denominar un truquista de la antigua escuela. Maquetista, pintor, creador de efectos especiales y muchas cosas más en el cine, falleció hace más de un año pero a comienzos de este se estrenó un documental sobre su obra. Trabajó en España pero también en numerosas producciones de Hollywood como Espartaco, Doctor Zhivago, Cleopatra, La caída del Imperio Romano, etc. En el blog de Sergio hay un enlace para descargar el documental via megaupload. Así que no tenéis excusa.

Por último, un vídeo algo frikie pero que me ha encantado.





Que la Fuerza os acompañe.

martes, 23 de diciembre de 2008

Navidades galácticas

Y llegaron las fiestas navideñas. Y ya estoy de vacaciones durante dos semanitas. Y este año no tengo celebración en casa con la familia política. ¿Qué más se puede pedir? Pues pasarlo bien estos días. Así que...

A todos los que os pasais por aquí, a los que gastais parte de vuestro tiempo en leerme, a los que os gastais más tiempo y os molestais en comentar y ser algo más que unos anónimos visitantes.


¡¡MUCHAS FELICIDADES!!


y que tengais una


¡¡FELIZ NAVIDAD!!



Y que paséis unas fiestas estupendas con vuestra familia (si aún la aguantais después de todo), con la gente que más quereis, con vuestra pareja, con los amigos, con vuestras mascotas. Que comais hasta reventar, beber hasta caer, disfrutar de todos y todo.

Deseo igualmente válido para los ateos, agnósticos, los no católicos, los anti-Navidad y demás, añadiendo que les sea lo más leve posible.





Nos vemos el día de San Esteban.

lunes, 22 de diciembre de 2008

Loterías, pedreas y música

Llegó el 22 de diciembre y un año más ha quedado claro que no me ha tocado la lotería. Bueno, la lotería de Navidad que en lo relativo a suerte no me puedo quejar después de aprobar las oposiciones. Eso sí, habrá que seguir currando para pagar esa losa llamada hipoteca. Y con el sorteo de la lotería damos el pistoletazo de salida a lo que algunos llaman fiestas navideñas, otros fiesta del solsticio de invierno y otros directamente no lo celebran.

Siempre me ha gustado oir de fondo el sonido de la lotería en la radio y escuchar como van saliendo los números y comprobar como a tí no te toca ni la pedrea. Pero, vamos, el buenrollito que se va creando pues se contagia un poco. Y es que a estas alturas me conformo con poco. Estaba esta mañana hablando con una amiga y le dí a actualizar a la página del periódico en Internet y salió con el número del Gordo y suelto sobre la marcha: "hombre, si me ha tocado el reintegro". Y ella partida de risa mientras me soltaba lo de te conformas con poco. Pues sí, que en cuestión de juegos nunca he tenido mucha suerte y al menos recupero la inversión.

Hace unos cuantos años, el organismo encargado de la Lotería de Navidad atinó de pleno con el llamado "anuncio del calvo" en el que salía una música estupenda, y de la que usarían y abusarían hasta la saciedad.




Pues no era nueva, no señor, que pertenecía a esta película: Doctor Zhivago.


Todo un clásico y un lujo para los sentidos. Que ganas de verla otra vez, a ver si me pongo un día de estos. Y empezaba así.




Larga y próspera vida.

viernes, 19 de diciembre de 2008

Un elfo musical

Con todos ustedeeeeeeeees, el señor Danny Elfman. Aquí teneis una foto del susodicho en cuestión para ir abriendo boca.


Danny Elfman es un jovenzuelo de cincuenta y tantos que lleva en el mundo de la composición de música para el cine más de veinte años. En realidad, empezó con una banda de música,
Oingo Boingo, con la que ha sacado varios discos. Pero, un día, el señor Tim Burton comenzó a rodar su primera película y quiso que compusiera la música para ella. Desde entonces, han tenido una de las relaciones más fructíferas que hayan tenido un director de cine y un compositoren los últimos años, comparable a Hitchcock y Herrmann o Spielberg y Williams, por poner dos ejemplos.

El estilo de Elfman es bastante reconocible, como en casi todos ellos, aunque también se caracteriza por la enorme variedad en sus composiciones. Grandilocuente, oscuro, irónico, divertido, gusta de utilizar grandes orquestas y coros peeeeeero también ha compuesto música de carácter más intimista cuando ha sido necesario. Sólo que cuando le sale la vena sarcástica y divertida, pues eso. Pero vayamos por partes. Como dije más atrás, ha compuesto la música de casi todas las películas de Tim Burton, a excepción de Ed Wood (que lo hizo Howard Shore) y Sweeney Todd (Stephen Sondheim). Y aquí van algunos ejemplos.

De las primeras composiciones, voy a destacar dos: La gran aventura de Pee-Wee y Beetlejuice (o Bitelchús, como le llamaron aquí).






Se trata de una música muy original, divertida y fresca, con un puntito de locura. Sin embargo, al llegar la década de los 90 su música se hizo un poco más oscura, claro que las películas en las que participó no eran la alegría de la huerta: Batman, Darkman, Eduardo Manostijeras y Batman returns, que culminarían en Pesadilla antes de Navidad. Claro que siempre queda un huequito para la diversión o la ironía.









Del tramo final de las películas con Burton, me quedo con Sleepy Hollow, oscura, gótica y recargada; con la música de la sorprendente Big Fish y la locura de Charlie y la fábrica de chocolate.







Además, ha compuesto la música para dos películas de animación que, prácticamente, se puede decir que son musicales: Pesadilla antes de Navidad, de la que hoy no pongo nada que ya he puesto mucho en otros post, y La novia cadáver, de la que pongo un estupendo video.





Al margen del mundo burtoniano, Danny Elfman ha participado en otras producciones, algunas bastante conocidas y comerciales y otras no tanto. Entre las primeras podemos destacar Spiderman (y sus secuelas), Men in Black y la seguna parte, Mission: Imposible, Hulk o Hellboy 2: el ejercito dorado. Otras no lo son tanto como Belleza negra, o Un plan sencillo.






Para terminar, un apunte. Danny Elfman también ha compuesto música para series de televisión. ¿Os suena?







Que tengais un estupendo fin de semana.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Frikada musical

Por culpa de la garganta, el fin de semana pasado prácticamente ni salí de mi casa, salvo para pincharme en el centro de salud. Digo prácticamente porque sólo salí el sábado por la tarde-noche para celebrar el cumpleaños de la mujer de un buen amigo. Y porque lo hacía en su casa y solo tenía que ir de casa al coche y viceversa.

Este amigo es un gran fan de las consolas de videojuegos, de toda la vida. Cuando le conocí jugaba con el Commodore 64 y el Amiga, años ha, vamos que no hace tiempo ni nada de todo eso. En fin, el sábado nos enseñó su última adquisición: Rock Band2.



Pues sí, continúan los juegos de instrumentos musicales y el jodío ya lo tenía montado. Así que nos creamos nuestro grupo y a disfrutar. La guitarra y la batería pronto tuvieron dueño y como nadie quería cantar ¿adivinais quien se ofreció a coger el micro? Mismamente. Y tuvieron que poner esta canción.





Ahora ya sabeis porque no dejó de llover todo el domingo en Canarias.

PD: he tenido que editar el post porque el audio que había subido sonaba lento y a vinilo, cosa extraña porque suena bien en mi ordenador. Cosas de los interneces. Así, se ven el video. Y encima se me ha borrado el comentario de Nyc, hay que j...

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Remakes

Hoy he leído en Blogdecine que quieren hacer un remake de Planeta prohibido. Lo que faltaba.



La falta de ideas en Hollywood sí que está dando escalofríos últimamente. Un remake totalmente innecesario, como el de la reciente Ultimatum a la Tierra, que me niego ir a ver, y más sabiendo lo inútil que resulta porque no aporta nada, ni siquiera se iguala a su predecesora (jejeje, más quisieran) y no hablemos ya de las críticas. En fin, que son ganas de invertir dinero en productos que sólo serán rentables con una impresionante máquina de marketing. Y aún así no las tienen todas consigo.

Pensaba que tenía la banda sonora por ahí pero me he llevado un chasco. Eso sí, recuerdo que era música electrónica, algo bastante árido y que, fuera de la película, no tenía sentido. Así que hoy os llevais un video de Tutubo para que os ilustreis un poco. Y gratis.



martes, 16 de diciembre de 2008

Aventuras madrileñas Episodio III

El tercer, y último, día habíamos decidido ir a Salamanca. Esto nos obligó a madrugar, para ir a Atocha a coger un tren de cercanías y mover nuestro cuerpo serrano hasta Chamartín, que es de donde salen los trenes hacia allá. Tras desayunar en la estación de Chamartín, y con los ojos medios cerrados aún, nos montamos en el tren, teniendo por delante dos horas y media de viaje.

Nos tocó en un pequeño compartimento de dieciséis asientos y parecía que íbamos a ir tranquilitos. Craso error. En uno de los asientos traseros iba un argentino que, prácticamente, no paró de hablar en todo el trayecto, a excepción de unos 10-15 minutos. Nos enteramos del origen de su familia, habló de la política de ZP, del catecismo, de política internacional, de lo humano y lo divino. Nuestra amiga, que también es argentina, nos miraba como diciendo: "este tío no se calla ni bajo el agua" y yo le dije "mira que tú hablas, pero comparada con ese eres una santa". Cuando llegamos a Salamanca, hubo un momento de terror colectivo en el andén porque el sujeto se nos acercó a preguntarnos si aquello era en efecto Salamanca porque no había ningún letrero (menos hablar y más mirar, pensé) y creímos que se nos iba a adosar.

Salamanca nos acogió, más bien gélidamente y húmeda, que nada más salir a la calle empezó a llover. Y nosotros comenzamos a ver la idiosincracia de la meseta castellana. Aquí un ejemplo, un carromato con un mensaje.


Continuamos andando y pasamos por zonas de tiendas, todas extrañamente cerradas para ser un domingo de diciembre (gracias a lo cual no pude pillarme un estupendo muñeco de Mazinger Z y su pareja Afrodita A, os odioooooo... ehem), y llegamos a la zona histórica. Entramos directamente a la Plaza Mayor y nos fuimos a una cafetería a tomarnos algo caliente porque del desayuno ni nos acordábamos ya.


En la Plaza Mayor había una exposición al aire libre con el tema de las meninas como excusa. Creo que de esta exposición en otra ciudad castellana habló Otto pero no he encontrado el post por lo que pueden ser imaginaciones mías, claro. Lo que no son imaginaciones es lo que me encontré en la exposición.



Sí, soy yo (abrigado hasta los higadillos) junto a una escultura de una menina Vaderizada. ¿O es un Vader meninazado? En fin, tanto monta monta tanto.

De la Plaza Mayor empezamos a bajar hacia la zona del río y mirando lugares, iglesias, monumentos y demás.

El Palacio de la Salina


Fachada de la iglesia convento de San Esteban

La Casa Lis, sede del Museo de Art Nouveau y Art Decó

Yo y mis archivos

Portada de la Catedral Nueva


Después de todo esto ya eran como las tres de la tarde y nosotros sin comer. Así que nos buscamos un sitio cerca de la Universidad y cuando entramos aquello parecía el típico local de estudiantes. Eso sí, tenían unas lentejas que estaban de muerte. Entre el frío y lo buenas que estaban, mano de santo para reponer energías. La pena es que cuando salimos nos dimos cuenta que la llovizna y el chirimiri ocasional de la mañana se había convertido en lluvia persistente. Así que comenzamos el viaje de vuelta a la estación pasando por los sitios que nos faltaban. Uno de ellos era la fachada de la Universidad.


Hala, ya pueden ponerse a buscar la rana de marras a ver si la encuentran, que mira que tuve que explicar no se cuantas veces donde estaba. "Ay, pues yo no la veo, yo creo que está por allí (al otro lado), pues aquello parece una rana...". Y a punto estuve de hacer un plano y ponerme a gritar "aquí, coño, aquí".

A partir de ahí, pasamos por delante de la Casa de las Conchas y volvimos a la estación de tren vía Plaza Mayor, medio empapados y con unas ganas de entrar en el tren para descansar un poco. Al final, este día será recordado por una caída digna del mejor programa de videos caseros. Esta amiga nuestra comenzó a bajar por una escalera mecánica en Chamartin y quiso volver atrás, y se cayó una vez. Se levantó y volvió a caer. Se volvió a levantar y volvió a caer. Hasta que vino el hermano y la sujetó y obligó a seguir bajando. Nosotros la veíamos desde abajo caer, y caer, y caer, como en cámara lenta. Pero los que se lo gozaron de pleno fueron los que estaban en la sala, sentados esperando por su tren y que estaban justo enfrente. La pobre acabó con el orgullo herido y el ego por los suelos. Y nosotros en respeto sólo empezamos a reirnos cuando nos veníamos en el tren de cercanías a Atocha.

Y colorín colorado, este viaje se ha acabado. Esperamos que haya sido de su agrado. El piloto y la tripulación les agradecen que hayan escogido nuestra línea aérea para su solaz. Y esperamos volverles a ver de nuevo.




lunes, 15 de diciembre de 2008

Previsiones cinéfilas

Esta es una de las películas más esperadas para el año que viene, si supera los problemas legales y llega a estrenarse (el 6 de marzo en Usamérica y el 20 en España). A continuación, un trailer-clip presentado en la Comic-Con 2008 con música de Philip Glass, que no se si será el compositor del score de la película.




Si quieres saber más sobre Watchmen, aquí está la entrada en la wikipedia y un blog no oficial de noticias en español.

domingo, 14 de diciembre de 2008

Aventuras madrileñas Episodio II

Hoy pongo la música al principio, para ambientar un poco el post tan largo que me ha salido.




Continuemos con el viaje, aunque este capítulo bien podría titularse aventuras toledanas. El segundo día teníamos planeado ir a Toledo, así que nos fuimos a Atocha y cogimos el AVE hasta allá. Y en media hora allí que estuvimos. Todo muy rápido, muy tranquilo, muy eficiente, tanto que casi no dio tiempo para echar una cabezadita.

En lugar de entrar por la puerta principal, pues lo hicimos por el Puente de Alcántara, sí, ese tan bonito en la siguiente foto que está justo detrás del menda y mi nene, con el Alcázar y esa bandera tan española para un fondo tan patriótico que sólo faltaba Marianico.



Y justo enfrente Conchita Mari anunciando la celebración de su día, con la infantería y todo.




Tras cruzar el puente, entramos en Toledo propiamente dicho, pasando por delante del Museo de Santa Cruz y llegando a la plaza de Zocodover. Mientras buscaba la oficina de turismo pertinente para conseguir unos mapas, los demás se toparon con una tienda llamada Tierra donde la A era una pintadera canaria, lo que despertó sospechas. Y encima daban caramelos de nata Tirma. Sorpresas que te da la vida. La tienda era de unos canarios pero la llevaban unas argentinas y, claro, se pusieron a charlar con nuestra amiga que también es de allí. Le compramos una pulsera para regalársela por su cumpleaños (que era ese día) y cuando nos íbamos la llamaron y le regalaron una recogedor para el pelo. Si es que con esa labia...

Como había gente en la expedición que no conocían Toledo pues decidimos coger el trenecito que sale de la plaza de Zocodover y te da un paseo de unos cuarenta minutos alrededor de la ciudad por un módico precio. Cuando se acabó, pues a patear Toledo. Pasamos por delante de la Catedral pero como que nos dio pereza sufragar a la Iglesia con 7 euros por cabeza. Seguimos caminando y empezamos a meternos por callejuelas, que es lo que a mí me encanta. Pero había turistas por todos lados, como se notaba que era puente. Íbamos a entrar en la iglesia de Santo Tomé, pero entre la cola que había y las ganas de comer que ya teníamos, pues ganó el estómago al arte. No se lo reprocho.

Una sopita castellana y un filete de carne después, nos lanzamos con nuevas energías a seguir caminando. Nos fuímos al barrio judío y entramos en la sinagoga del Tránsito, que alberga el Museo Sefardí. Me gustó bastante, sobre todo porque está trabajado todo con yeso.

















Continuamos con nuestro paseo, pasamos por delante de la otra gran sinagoga que aún se conserva, Santa María la Blanca, y llegamos a San Juan de los Reyes. Aquí decidimos no entrar y fue lo mejor porque nada más dar la vuelta y llegar a la plaza del lateral de la iglesia nos epseraba la sorpresa del día. Una boda. Sí, señor, una boda toledana en pleno esplendor. Invitados llegando, otros esperando a que llegase la novia. ¡Que emoción!. Y no fuimos los únicos, que poco a poco se fue congregando una pequeña multitud que desapareció en cuanto la novia entró en la iglesia. A continuación, y para todos ustedes, la temporada invierno 2008-2009 tendencia toledana.



Que abrigos, que taconazos, que estilo. Pero lo mejor estaba por llegar. He aquí la novia, emulando a la Reina de las Nieves de Andersen o a Jadis, la bruja de Las crónicas de Narnia. Y que decir de las damas de honor, con esas hombreras que parecen van a hacer de pastorcillas en la función de Navidad.



Insuperable. Después de esto ya no quedaba nada que lo superase en Toledo. Así que recogimos los bártulos y empezamos a recorrer el camino de vuelta. Entre calles pasamos por el Museo de los Concilios y Cultura Visigótica. Sencillito, está dentro de una iglesia con entrada gratuita y prohibido hacer fotos, pero uno que es un poco rebelde con las prohibiciones sacó alguna para que ustedes también disfrutasen.


De ahí ya nos fuimos caminando de vuelta hacia la estación, previa parada para tomar un cafecito o chocolate, para reponer energías (y calentarse). Cuando llegamos a Madrid, nos fuimos a descansar un rato porque nos esperaba una nueva salida para celebrar el cumpleaños de esta amiga. Y nos fuimos a un restaurante argentino: Pasiones argentinas. Y comimos genial, la carne estaba buenísima y el vinito argentino estupendo. Sólo hubo un pequeño fallo. esta amiga nuestra había reservado con tiempo porque quería una mesa para ver el espectáculo de baile que también hacen a partir de las 11 de la noche; y nos pusieron en la planta baja donde no vimos nada de nada. Se cogió un mosqueo pero la labia argentina lo derrite todo... Aún así, lo pasamos muy bien. Sólo que al salir corriendo a dormir porque entre que se puso a llover, el cansancio y las horas como que no era plan de seguir de marcha.


En el tercer y último episodio: Hacia la capital charra, Exposiciones al aire libre, Salamanca pasada por agua.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Ataque bacteriano

Antes de nada, perdón por no responder a los comentarios del post del jueves (ya solucionado). Pero es que estoy en el nivel superior a piltrafa humana. Ayer me levanté con 39 de fiebre, un dolor de cabeza espantoso (y he tenido unos cuantos) y la garganta como si tuviera piedras ardiendo, un ataque imperial en toda regla. Así que me arrastré a urgencias a que me dijeran el veredicto que ya me esperaba: placas en la garganta. Tras el pinchazo pertinente, me llegué como pude a casa y me pasé el día en estado semicomatoso: dormitando sí, bebo un poco de agua, vuelvo a dormitar... Hoy ya estoy un poco mejor pero sigo como un zombie por mi casa. El lunes seguiremos hablando.




Que tengais un buen fin de semana.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Nostalgia setentera

Hoy tenía pensado escribir sobre otras cosas pero ya se sabe que uno propone y la vida dispone. No tengo mucho tiempo, más bien nada, de hecho escribo el post desde el trabajo.

Pensando algo distinto para no poner algo depresivo o triste me acordé de que ayer o el martes escuché esto en el programa No somos nadie de M80 que suelo escuchar por las mañanas, mientras bajo al curro.





Odiada por muchos porque fue la serie que sustitutó todo un icono de los 70: Mazinger Z. Que tiempos, ¿no? Así que empecé a recordar series de los 70 para ponerle un poquito de nostalgia a estos días. Como no podía ser de otra manera, ya que fue citado en el post de ayer, empezamos con...




Dando la vuelta al mundo pasamos por Usamérica y nos ponemos de todos los colores.



















Y para acabar volvemos a Europa.







Muy retro todo ¿no? Que viejuno, porque recuerdo todas estas series y más, así que ya sabeis de donde viene mi afición televisiva. Vale que no me lo he currado mucho pero hoy es lo que hay. Prometo continuar con los 80, avisados estais.


Larga y próspera vida.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Aventuras madrileñas Episodio I

Pues ya estamos de vuelta. Más muertos que vivos, con mucho sueño, unos más que otros, moliditos como un zurrón. De hecho, tenía pensado poner este post ayer martes pero me lían, me lían y me quitan tiempo para mis cosas. Hoy miércoles, cuando ha sonado el despertador he sentido la tentación de seguir durmiendo y quedarme en casa con la excusa de estar malo. Pero esa cosilla de mi cerebro, conciencia creo que se llama, ha insistido y unos segundos después se ha impuesto. En fin, que sigo con mucho, muchísimo sueño (necesito una sesión de diez horas seguidas durmiendo) y molido de tanto aquí para allá. Pero ¿y lo que hemos disfrutado? ¿y lo que nos hemos reído? ¿y comido? ¿y bebido? Y andado, porque anda que no hemos caminado ni nada. Pero, bueno, vayamos por partes que si no esto se convierte en un caos de recuerdos, cotilleos, anécdotas y temas varios.

Como contaba la semana pasada, pues nos fuimos los cuatro (una amiga y su novio, mi nene y yo) a los madriles, a los cuales se añadieron el hermano de ella y su mujer, que conocemos de sobra y estaban en la villa desde el lunes. El vuelo en Iberia no estuvo mal, un avión grande, vuelo tranquilo, llegada a la T4 y ¡sorpresa! paseíto en tren y a esperar una hora, sí, ¡UNA HORA!, por las maletas. Eso, en plena medianoche. Tercermundista total. Con todo eso, llegamos a nuestro destino como a las una y media de la mañana con un hambre canina, así que salimos por la zona y encontramos un bar-cafetería donde devoramos los bocatas. Y a dormir que ya eran las dos y media.

El lunes por la mañana nos fuimos al Museo del Prado, visita obligatoria porque yo quería ver una exposición de Rembrandt (altamente recomendable para los que esteis por Madrid y que dura hasta principios de enero) y los demás se vinieron conmigo (qué poder de convicción tengo, eh?). Pues allí que estuvimos la mañana y buena parte del mediodía, viendo mis pintores flamencos, mis Tizianos, mis Velazquez. Que envidia poder estar allí para verlos con tranquilidad y como se merecen.


Yo me fuí un poco antes que los demás porque había quedado con Rickisimus para vernos, tomar un cafe y charlar un ratillo. Lástima que fuese tan breve pero, al menos, conocí a M., un encanto. A ver si se vienen por las islas un día de estos. Estuvimos a punto de caer en el lado oscuro, quedamos cerca de la sede de la Cope y, al salir del bar, vimos a Garci, Luis Herrero y Eduardo Torres-Dulce (este lo copio del blog de Rickisimus porque me sonaba la cara pero no su nombre). Vamos, que si llega a aparecer Lord Sidious, alias Fedeguico, hubiera caído en el lado oscuro sin remisión.

De ahí me fui corriendo a comer, porque los demás ya andaban por los postres. Que se esperen. Y luego a pasear. Y como sigo teniendo un enorme poder de convicción nos los llevamos por chuecaland. Hortaleza para arriba, Fuencarral para abajo, plaza de Chueca, viendo tiendas, comprando poco aunque algo cayó, como un par de comics de Ralf König (mi colección sigue aumentando, poco a poco). Mi nene, al que voy a llamar T. en adelante que el pobre merece algo más, me regaló una camiseta (mis habilidades jedi de control mental siguen funcionando a la perfección, jejeje).


Sí, lo sé, mi nivel de frikismo va aumentando y soy realmente asqueroso, pero que se le va a hacer, semos así. Tras comer algo por la Gran Vía nos fuimos a descansar un poco y a cambiarnos de ropa para la salida nocturna.

Y en la salida nocturna fuimos a ver esto.


Al principio el resto de la expedición, salvo el novio de nuestra amiga que se había informado, iba un poco descolocado y desconfiado sobre lo que iban a ver pero cuando en la cola vieron a parte de los que iban a participar empezaron a disfrutar. Entramos en la sala y, tras una breve introducción, empezó el espectáculo. Y bailamos, y cantamos, y nos divertimos, al menos yo me lo pasé como hace mucho tiempo no me lo pasaba.


Ya sabes, si estás en Madrid un viernes por la noche y no sabes qué hacer, el doctor Frank N Furter te hará un hombre en siete días. Lo pasareis bien. Si quereis saber más, aquí está su blog.



Y hasta aquí, el primer día.


En próximos capítulos: Rumbo a la ciudad imperial. Tirma llega a Toledo. Conchita celebra su día con unos amigos. Pasiones argentinas. Y un avance de la temporada invierno 2008-2009 de moda toledana. Seguiremos informando.

jueves, 4 de diciembre de 2008

Frikimanía

Este post está más programado que la entrevista a Julián Muñoz. Y es que a estas horas, estaremos volando hacia Madrid. Abrigados hasta las cejas, aunque la previsión indica que no parece que haya mucho frío (vaaale, 11-12 grados de máxima, pero tampoco es para tanto). Así que desapareceré hasta el lunes, o el martes, según como llegue. Y para que el tiempo pase más rápido y entretenido, aquí va un corto que ofrece una versión de cómo empezó todo en la saga galáctica más famosa.







Para animar aún más, el corte musical que lo revela todo todo en dicha saga.






Y para terminar un chorra-meme entretenido, visto en el blog de Sota. Haciéndolo me ha salido que tengo un grupo musical que se llama

FREELAND

con un disco llamado

COME TO BEING HAPPY

y que ya tiene portada y todo



Que paseis un buen puente.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Furia navideña

Por fin sabemos la verdad. Santa Claus está hasta los mismísimos de la Navidad. Si no ¿cuál es la explicación de que este Santa lleve un hacha? Ni más ni menos que para decapitar al falso que está delante, que encima está descojonao del pobre de atrás.


Y no me extraña que esté mosqueado y en modo asesino. Porque que te disfracen de Gandalf, bueeeeno, tiene sus más y menos...



Pero que te pongan una cara de borracho, cuando menos, o de que te están limpiando los bajos y disfrutas como un condenado, cuando más, pues va a ser que no.



Y si encima te rodean de "angelitos" con formas sorprendentes no aptas para menores de edad


pues es comprensible que salga tu furia asesina y cojas el primer hacha que veas para machacar a todo dios.

Gracias a El Timo Británico por abrirnos los ojos. Que hubiera sido de nosotros si no es por ellos. Así que vamos a calmar las ansias asesinas de Santa Claus, Papá Noel o San Nicolás, que con tantos nombres para la Santísima Trinidad, y pongamos un poco de música adecuada para este momento.