jueves, 25 de septiembre de 2014

Hijos y padres

A estas alturas de la vida, uno ha aprendido ciertas cosas de la misma. No es que las arrugas, las canas y los kilos te hagan más sabio y ver la luz. No. Es que te estampas contra la vida misma y te das cuenta que ésta, además de injusta, puede ser una hija de puta en toda regla. Así, tal cual.

El que escribe no tiene hijos porque no ha querido, tan simple como eso. Podría haber adoptado o acogido temporalmente a algún niño o niña en su momento pero ni las circunstancias ni yo estábamos por la labor. Llámenlo egoísmo, comodidad o como quieran, acepto lo que venga; hay personas que tienen el instinto paternal desarrollado y otros que no, entre los cuales me incluyo. Reconozco que adoro a mis sobrinas y disfruto con ellas y sus cosas pero ellas tienen sus padres que las educan y cuidan, yo me limito a hacerle sus caprichos y antojos (si se puede, claro) y verlas siempre que tengo ocasión. Y tengo amigos y amigas que han decidido igualmente no tener hijos, y conviven estupendamente con los que sí. Como en tantas cosas de la vida se trata de una elección y ser consecuente con ella.

Por eso me duele que personas que sí quieren tener hijos y que sabes van a ser unos padres fantásticos pasen por el trago de perder a su hijo, aunque este no hubiese nacido aún. Es de esas noticias que te dejan hecho polvo porque conozco a esa pareja y no se merecen pasar por ese dolor y sufrimiento. Este fin de semana los vimos un momento, casi de casualidad, y fue intenso, por no poner adjetivos más explícitos. Uno se consuela, y lo intenta con la familia de esta chica, pensando que toda esta situación tiene algún motivo, que algo venía mal y que hay una razón para que sucediese. O no y simplemente ocurrió porque sí aunque ello nos duela más por la sinrazón que conlleva.

Este hecho que de por sí ya es bastante jodido te cabrea aún más cuando conoces el otro lado de la moneda. El lado de personas que abandonan a sus hijos y los entregan a la Administración para que se hagan cargo de ellos. La crísis económica es uno de los motivos que se nos ocurre a primera vista pero luego entras a bucear en la información que tienes y comprendes que no, que hay gente así de irresponsable. Mujeres que se quedan embarazadas y sin haber visitado a un médico aparecen en la Administración para ver qué tienen que hacer porque no quieren a su hijo; o madres que sueltan a su hijo de nueve años alegando que no puede mantenerlo mientras el niño te cuenta que su madre dice que come mucho y que la busque cuando tenga dieciocho años. Y así todo. 

Y entonces te encorajinas, como decimos por aquí, con la vida porque, como muchas cosas, sigues sin entenderla y seguramente nunca la entiendas. Por ser capaz de lo mejor y lo peor. Como el mismo ser humano.


martes, 23 de septiembre de 2014

Estrenos comiqueros

Como todos los años, llega septiembre y comienza la nueva temporada de televisión. La mayoría de los estrenos y los regresos se producirán a lo largo de esta semana y las siguientes, llegando hasta octubre. Y, como siempre, hay novedades suculentas y otras que parecen destinadas al fracaso. Pero no hablemos de estas últimas y centrémonos en las más interesantes, que parece que este año están centradas en el mundo del cómic.

La primera es Gotham, una serie ambientada en la ciudad de Batman y en la que se nos cuentan los primeros años del comisario Gordon. Pero no solo eso, por sus episodios podremos ver los comienzos de los futuros villanos contra los que se enfrentará el Señor de la Noche (que también sale antes de serlo): el Pingüino, Catwoman, Enigma, etc. Promete una serie oscura, con ambientes sórdidos, con escenas de acción y muchos guiños a los fans del cómic de DC. Es una de las grandes apuestas de esta temporada y esperemos que cumpla las expectativas. Se estrenó anoche mismo así que ya pueden ponerse con ella.



La segunda es The Flash, un nuevo intento de adaptar este personaje al formato televisivo. ¿O es que ya no se acuerdan de la serie de los noventa? Han sacado la serie como si fuese un spin-off de Arrow, ya que el personaje aparecía en su segunda temporada a modo de presentación. El protagonista es Barry Allen un técnico forense que se ve afectado por un rayo durante un experimento en Central City, todo lo cual se pudo ver/intuir en la segunda temporada de Arrow. El problema es que ese experimento afectó a más gente, algunos de los cuales aprovechan esos "poderes" para hacer el mal. El episodio piloto hace tiempo que está por la red y se puede ver así que no hace falta que esperen al estreno para iniciarse en ella. Un guilty pleasure en toda regla.




Y como no hay dos sin tres, la última adaptación de un cómic es Constantine, que llega a la televisión de mano de la NBC. Basada en el cómic también de DC Hellblazer, se centra en las andanzas de John Constantine, un individuo con conocimientos ocultistas que luchará contra el mal para defender a la humanidad. Aún no se ha estrenado y ya ha tenido algún problemilla con la actriz principal lo que ha provocado ciertos cambios en el guión; veremos como se desarrolla y si consigue superar el bache. 



Como se puede apreciar, mucha adaptación comiquera en esta nueva temporada, que parece se ha convertido en la nueva fuente de inspiración de los guionistas televisivos. Pero, por supuesto, hay muchos más, como los estrenos de Red Band Society o The Mysteries of Laura, adaptaciones de las series patrias Pulseras rojas y Los misterios de Laura, todo un hito para la ficción nacional. O Gracepoint, remake americano de la británica Broadchurch, actualmente en emisión en nuestro país. Por no hablar de algún drama como The Affair o Madam Secretary. Y eso que sólo estamos comentando los estrenos; no hablemos ya del regreso de los clásicos como The Good Wife, The Walking Dead, Homeland o American Horror Story y otros no tan clásicos que volverán ya avanzado el año, como Helix o Sleepy Hollow, por citar algunos. Así que pónganse cómodos en el sillón y disfruten.


lunes, 15 de septiembre de 2014

High Moon

El género de la ciencia ficción se ha ido recuperando lentamente en los dos o tres últimos de su estado letárgico en la televisión. Después de una sequía casi extrema, han ido apareciendo algunas series que han llenado ese vacío doloroso para sus seguidores. Y si bien no estamos ante una situación idónea al menos parece que avanzamos en la recuperación. Siempre que no surjan problemas, dudas y otras cuestiones que se convierten  en auténticos obstáculos para el género.

Ese ha sido el caso de High Moon, un proyecto de Bryan Fuller (el mismo de Hannibal o Pushing Daisies) para la cadena Syfy. Después de haber dado luz a la realización de un episodio piloto, la cadena decidió que no estaba interesada y la canceló. Sin embargo, hoy se estrena en ese misma cadena como una tv movie, tras ser montada de nuevo. Parece que tras esta estrategia se halla un doble motivo: por un lado, recuperar parte de la inversión realizada, por escasa que ésta haya sido; por otro lado, enseñarla al público y comprobar si se han equivocado con su decisión de cancelación. Tal vez las críticas y la audiencia sean buenas y eso animaría a continuar con su producción. Algo similar sucedió con Battlestar Galactica, que se lanzó como miniserie de dos episodios y, ante su éxito, se transformó en una serie que duró cuatro temporadas. 

Bueno ¿y de qué va la serie? Pues se basa en una novela de finales de la década de los sesenta, "The lotus cave", ambientada en un futuro donde la luna está colonizada por distintos países que se dedican a explotar sus recursos. En un momento determinado descubren una nueva forma de vida que desata consecuencias caóticas. High Moon se estrena hoy en Syfy pero ya se pueden ver los primeros minutos por haberse colgado en la red. Puedes echarle un vistazo y si te gusta esperar unos días para lo que ya sabes y disfrutar de la película completa. Esperemos que tenga éxito y se decidan por una continuidad de la misma. 

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Volviendo

Ya estoy de vuelta a la rutina laboral. Se acabó esta minisesión de vacaciones. Vacaciones absolutamente playeras, de la Graciosa a Famara. Recargando energía del sol y del mar para seguir un poco más. Hasta que lleguen las verdaderas vacaciones en octubre. Pero antes habrá doble sesión de Lanzarote, con boda incluída.