viernes, 27 de marzo de 2015

Diez años no son nada para el Doctor.

En realidad, esta entrada debería haber salido a la luz ayer pero como soy un ganso de tomo y lomo pues allá que la publico hoy. Y digo ayer porque tal día como ayer jueves 26 de marzo pero del 2005 se estrenaba la nueva etapa de Doctor Who con la emisión del primer episodio de su primera temporada: Rose. En ella aparecía Christopher Eccleston como el nuevo Doctor que conocería a Rose Tyler, en apariencia una auténtica aspirante a MHYV, que se convertiría en su compañera y se revelaría como algo mucho más y mejor que una tronista.

Sin embargo, mi relación con Doctor Who empezó mucho más tarde, allá por 2009, cuando la serie estaba a punto de estrenar su cuarta temporada y, curiosamente, fue a través del mundo blogueril que en aquella época estaba en plena efervescencia. ¿Una serie de un alienígenia que es un Señor del Tiempo que viaja en el espacio y en el tiempo en una nave en forma de cabina de policía? Mmmmm, eso no sonaba demasiado atractivo, sobre todo, porque si solo te guías por el primer episodio y el momento maniquí puedes quedarte en shock y dejarla a un lado. Afortunadamente, le das más oportunidades y te vas enganchado poco a poco con momentos sublimes y cuando te das cuenta ya no hay marcha atrás.

Se que Doctor Who es de las que amas o la odias, es una serie que no suele dejar indiferente. O entras por el aro de lo que te ofrece, haces una suspensión de incredulidad y te decides a vivir las aventuras como si fueses otro companion más o la ignoras tachándola de serie infantil y poco seria. Y lo que desconocen estos últimos es que Doctor Who no es solo una serie corriente; es aventura, es ciencia ficción, es Historia, es emoción, es comedia y drama, es terror en la noche, es un viaje adonde quieras y, sobre todo, es disfrutar durante cuarenta y cinco minutos como un niño. O sufrir porque como toda gran serie que se precie tiene sus momentos para la diversión y otros para ponerse serios. Porque diez años dan para mucho, muchísimo podrían pensar algunos, y en la serie ha pasado de todo. ¿Quieres echar un vistazo de lo que te has perdido si nunca la has visto?