viernes, 13 de febrero de 2009

Los 80 (III)

Si comparamos la parrilla televisiva actual con la de los años 80 sería como comparar un huevo con una castaña (y no me hagan decir cuál es el huevo y cuál es la castaña, ¿o hace falta?). Y es que las diferencias son tantas que podrían rellenarse multitud de imágenes de esas de Encuentre las siete diferencias, desde empezando que sólo había dos canales hasta que la calidad era mejor que la de ahora hay un universo paralelo lleno de contradicciones.

Una de las grandes y enormes diferencias con la televisión de entonces es que hoy no hay programas dedicados a la música. Y no, Operación Truño, digoooo Triunfo, NO es un programa de música. En aquella década tampoco es que hubiese cuatrocientos programas pero para las dos cadenas que había pues siempre había alguno, amén del típico de variedades que incluía de todo un poco.

Uno de los que a más cariño tengo es Aplauso, porque coincidía que con la visita semanal a casa de mis abuelos paternos. Y ahí nos pegábamos mis primos, mis hermanas y yo a la tele a ver a los grupos y solistas de la época o el concurso aquel de la gente bailando rock de los cincuenta.




El sucesor, por decirlo de alguna manera, fue Tocata, un programa más musical que Aplauso ya que en este había apartados para cuestiones no musicales. Y en Tocata fue donde empezaron a poner videoclips, lo que me lleva a recordar un programa que ponía la sede de TVE en Canarias dedicados a vídeos musicales, y del que ahora no recuerdo el nombre y era algo así como Video-no-se qué [editado: Video Show se llamaba, a mediados de los 80, qué tiempos!!]




Más de finales de los 80 estaba Rockopop, un programita presentado por Beatriz Pecker y que llegó hasta comienzos de los 90. Más de lo mismo, actuaciones, vídeos...




Otro programa era A Uan Ba Buluba Balam Bambu, presentado por Carlos Tena y que era un poco extraño, con actuaciones, videoclips pero con una estética casi de telediario, con los presentadores sentados y unos diálogos casi surrealistas. Un poco raro sí que era.




Además había unos cuantos más que, no estando dedicados exclusivamente o fundamentalmente a la música, incluían actuaciones o videos musicales. Quizás los dos ejemplos más claros sean La edad de oro, un programa en el que cabía de todo sobre la cultura del momento y que yo apenas veía porque lo emitían en la 2 y a ciertas horas intempestivas,




y, por supuesto, La bola de cristal, un programa genial donde los haya. Este sí que no me lo perdía los sábados por la mañana.




Y seguro que alguno más que se me habrá escapado. Que el alzheimer hace estragos ya. Qué, ¿nos ponemos a cantar?

9 comentarios:

Sota dijo...

Entre Tocata y Rockopop la cosa tomó otro nombre (porque los tres básicamente eran el mismo programa). Pero no me viene ahora a la cabeza...

Y también había uno de videoclips los sábados por la tarde, depsués de V, presentado por una niñata y un tío con bigote. Que tampoco me acuerdo de cómo se llamaba, claro.

starfighter dijo...

Sota, algo de eso recuerdo pero como duraron poco pues mi disco duro creo que ha borrado la información.

Nyc dijo...

De todos los programas me quedo con La Bola de Cristal, allí vi por primera vez Fahrenheit 451 de Truffaut y creo recordar que fue la primera vez que el adolescente rarito que ya era se podía identificar con algo

Nica dijo...

La Bola era lo más del mundo. Yo me moría de risa con la familia Monster, y con Kiko Veneno, y con lo de "Viva el Mal, Viva el Capital"... Y lo que dice Nyc, que una era rara y ellos también, y daba como tranquilidad y alegría...

starfighter dijo...

Nyc, si es que somos unos raros, jejeje

Nica, y era un programa genial, así salimos de estupendos ;)

Crow dijo...

La bola de Cristal era obligatorio los sabados por la mañana.

Hoy en dia seria imposible pensar en un programa asi en Tv. Definitivamente vamos a peor...pero de largo.

starfighter dijo...

Crow, estoy de acuerdo, hoy sería impensable.

Neil dijo...

Pues yo sólo recuerdo Rockopop y la bola de cristal, es que soy joven todavía ;)

Van Hessa dijo...

Hola nostálgico, te he dejado una sorpresita en mi bloc.