jueves, 31 de julio de 2014

F/X

Uno de los motivos, entre otros muchos, por los cuales me encanta el género de la ciencia ficción en el cine es el trucaje, los efectos especiales. Algunos son muy evidentes (como las naves espaciales, los rayos, etc etc) pero otros son muchísimo más sutiles y cada vez cuesta diferenciarlos de la realidad. Eso se nota en las películas de carácter más realista o incluso históricas. 

Hoy traigo un vídeo en el que se puede apreciar la evolución de los efectos especiales desde el siglo XIX hasta la actualidad, casi nada eh. Si se fijan en los últimos años, verán que muchas de las películas no pertenecen al género de la ciencia ficción y que los efectos especiales se usan cada vez más para engañar al ojo humano y suplir aquello que no es posible recrear o saldria tan excesivamente caro que no se podría filmar.

Pasen y disfruten.