jueves, 22 de septiembre de 2011

¡Han llegado!

Y no, no me refiero a aquel subproducto de serie B de los noventa sobre la llegada de aliens a la Tierra interpretado por una Charlie Sheen a medio gas que se dejaba ver.


No señor. Me refiero a que, como cada año por estas fechas, empieza la nueva temporada seriéfila, la que dura bien como media temporada (midseason) hasta Navidades o bien como temporada larga hasta abril o mayo. Algunas ya se han adelantado como Sons of Anarchy que empezó con el mes de septiembre pero la mayoría ha esperado hasta esta semana, la más importante. Downton Abbey, Raising Hope, Modern Family, Community, The Big Bang Theory, The Mentalist y, sobre todo, Fringe vuelven ya más algunas como Dexter o Bones que llegarán las próximas semanas. Y estas son las que sigo porque la lista es enorme y para todos los gustos.

De las nuevas no hay nada que me llame la atención así que esperaré a que salgan algunas críticas a ver si hay algo interesante que se me haya pasado. En cambio, he decidido dejar atrás Glee, que es más de lo mismo, salvo por la música o que cambie radicalmente, cosa esta última que dudo mucho. En fin, que ya he hecho limpieza de discos duros, señalado días en el calendario y ahora toca sentarse y disfrutar de una nueva temporada que traiga historias emocionantes.

Y ahora una poca de música. Televisiva, claro.


2 comentarios:

Yota dijo...

La verdad es que la oferta es ciertamente abrumadora, yo desde este año paso de llevar series al día, iré viendome temporadas enteras (soy bastante rápido viendo series) y así voy pasando de una a otra.

Lo de esperar y los parones navideños y huelgas varias me mata mucho.

starfighter dijo...

Yota, algunas sí que me gusta llevarlas al día pero en otras me guardo dos o tres episodios y me hago minimaratones de una tarde o fin de semana. Y sobre todo seleccionar, es imposible verlo todo con la oferta que hay.