viernes, 8 de mayo de 2015

Destripando... Arthur and George

Ya sabéis lo mucho que le gustan a los británicos una serie de época, y si encima utilizan a personajes archiconocidos pues entonces ni te cuento.


Arthur y George es una miniserie de tres episodios de la cadena británica ITV que se centra en un caso real ocurrido en 1906 cuando George Edalji, un abogado de origen parsi, acude a sir Arthur Conan Doyle para que le ayude a exonerarse tras ser condenado a tres años de cárcel, que cumple, acusado de haber mutilado y matado a animales de granjas vecinas. Conan Doyle, convencido de su inocencia, decide ayudarle y utiliza el caso para evadirse de su tristeza por la muerte de su esposa.


La miniserie se basa en el libro del mismo título de Julian Barnes que narra el caso verídico en el que Conan Doyle ayudó a este abogado, mitad hindú mitad inglés, que es acusado injustamente de una matanza de animales. Anónimos que aparecen, animales degollados, persecución policial, errores y torpeza policial e incluso xenofobia en la Inglaterra profunda de comienzos del siglo XX son estupendamente retratados en esta serie, donde el personaje real de Conan Doyle asume las características de su personaje de ficción, Sherlock Holmes, para averiguar la verdad. Como en las historias escritas por el propio Conan Doyle, hay intriga, misterio, personajes ambiguos, intereses ocultos, policías torpes y lleno de prejuicios, etc.

Como serie británica, cuenta con una ambientación magnífica lo cual no es nada nuevo ni sorprendente, teniendo en cuenta la experiencia que tienen en esta materia. Los actores cumplen bastante bien con su papel, sobre todo los dos protagonistas así como el ayudante de Conan Doyle que se trasmuta en una especie de Doctor Watson. Estoy seguro que el guión está más dramatizado, incluso más misterioso se puede decir, de lo que probablemente refleja el libro y la propia historia en sí, pero bueno eso son licencias seriéfilas para mantener la tensión. Que dicho sea de paso lo consigue, al combinar la investigación con las vidas paralelas de los dos protagonistas.


Es una miniserie que te agradará ver si te gustan las series británica de época, en la que se mezcla el misterio y la intriga con reflexiones sociales sobre la xenofobia y el racismo. Porque aunque el acusado, George Ejaldi, no cree que lo haya sido por xenofobia, Conan Doyle no está tan convencido de que sea así. Ya que no debemos olvidar que la acción transcurre en la Inglaterra profunda postvictoriana, llena de convenciones sociales y profundos prejuicios hacia lo extraño o anormal. Tres episodios de apenas cuarenta y cinco minutos cada uno; vamos, una tarde tranquila de sofá para disfrutarla. Aquí para lo que ya sabes.