lunes, 28 de julio de 2008

De como sobrevivir a las vacaciones

Lo que cunde el tiempo libre, oiga. Es dejar a un lado el master, haber terminado de estudiar las opos y no tener que ir al curro y es que da tiempo para todo. Hasta de escribir posts, aunque Raúl se queje. Y si no mira que de actividades más "activas", valga la redundancia, se han sucedido esta semana que acaba.

1. Acostarse más tarde de la medianoche (y no me he convertido en un gremlin) y levantarse más tarde de las nueve (lo siento, no soy una marmota, que pasa).

2. Ir a la playa dos veces, bueno más bien una y media porque la segunda sólo duró un par de horitas.

3. Ir a la peluquería y cortarme el pelo. Ahora parece que voy a alistarme en los marines.

4. Vegetar en el sillón viendo la octava temporada de Frasier y empezando la novena.

5. Más vegetar en el sillón viendo algunas pelis, como El incidente o Desmontando a Harry (ya volveremos sobre esta más tarde).

6. Ir al cine dos veces en una semana, batiendo todos los records del último año. Me fui a ver Kung-Fu Panda (entretiene y no está nada mal) y la de X-Files (que es como un capítulo pero a lo grande, no salen extraterrestres y entretiene también).

7. Terracear prácticamente todos los días. Nada como una cañita, una clarita o un café por la tarde con tu nene o los colegas en una terracita para que te lo pases bien.

8. Avanzar en la pentalogía de Terramar, de la que ya me leído los tres primeros libros y estamos en el cuarto.

9. Seguir con mi carrera musical en el Guitar Hero y matar conejitos en el Raving Rabbids.

Y, por supuesto, momentos de relax con mi nene, ya nos entendemos ¿no? Menos mal que aún me queda esta semana para recuperarme de tanto trajín, aunque viendo lo que se avecina y que tenemos medio planificado me parece que voy a tener que descansar la siguiente, ya en el curro. Y, menos mal, que no nos hemos ido de viaje.

Entre todo esto, se me apeteció ver una película de Woody Allen. Reconozco que no he visto las últimas que ha hecho pero sí casi todas de las anteriores. La mayoría me han gustado bastante por el humor ácido que suelen tener. Así que me puse Desmontando a Harry. Me encanta porque es puro Allen, no deja títere con cabeza, se ríe de todo el mundo incluído el mismo. Tiene frases y momentos geniales. Dos ejemplos:
- Acompaña a un amigo al hospital a hacerse un chequeo y cuando el médico le dice que no tiene nada, va y le suelta: Las dos palabras más bonitas de nuestro idioma no son "Te quiero" sino "Es benigno".
-
En una visita a su hermana, judía ortodoxa, se ponen a discutir y ésta le suelta: Toda tu vida es nihilismo, cinismo, sarcasmo y orgasmo. Y él responde: ¿Sabes? En Francia con ese slogan me haría presidente.

Que se puede esperar cuando en una visita al infierno, como si fuese un Orfeo para recuperar a su novia, comienza a sonar esto.



Buen comienzo de semana. Yo, me voy a pasar el día en la playa, de nuevo.

8 comentarios:

Will dijo...

Te odio tanto Star....

Pero por el bien de nuestra relacion; tu me traes chocolate y yo te ens´ño barcelona sin perdernos ni nada, aguantare...

Sota dijo...

yo te ens´ño barcelona sin perdernos ni nada

WHA-HA-HA-HA-HA-HA!!!

Ay, perdón...

Que a mi desmontando a Harry no me acabó de convencer, mira...

Anónimo dijo...

uy me ha parecido ver algo de cinismo estilo Woody Allen por aqui ..... y encima con risa mala mala de Drácula .....
besukos
mokko

Anónimo dijo...

uy me ha parecido ver algo de cinismo estilo Woody Allen por aqui ..... y encima con risa mala mala de Drácula .....
besukos
mokko

star dijo...

Will, deberías creer en el equilibrio universal. Cuando tú estés de vacaciones, seguramente yo estaré currando. Y lo de enseñarme Barcelona sin perdernos..., ehem, que cuando nos vimos y fuimos a la tienda llegamos no precisamente gracias a tí (ya ves, Sota). Pero te perdono así que cuenta con la dosis de cacao ;p

Sota, para gustos...

Mokko ¿cinismo por aqui? porfavor, dondevamosaparar.

raul dijo...

no me quejo, bueno si me quejo es mi sino, simple, pura y asquerosa envidia, es lo único

reve dijo...

Sí, la palabra es envidia...
Peeeeeeero, arrieritos somos. Cuando esté en paro te lo cuento XD

Las vacaciones sin viajes están infravaloradas, dormir a las horas que te dé la gana, y todo el tiempo que quieras está infravalorado también. Pocos placeres hay como ese.
Estar en casa tranquilo, sin remordimientos de ningún tipo por no estar haciendo nada. Grrrrrllll...

star dijo...

Pero si todavía te quedan vacaciones, Raúl. No seas envidioso que te harás viejo ;p

Reve, tienes toda la razón. Hoy en día parece que si no viajas no tienes vacaciones. Y prefiero las vacaciones de aburrirme, de hacer las cosas cuando me apetezcan, de dormir...