miércoles, 12 de noviembre de 2008

Alegrías laborales

Pues me están alegrando la semanita en el curro que no veas. Dos alegrías en dos días, pleno al quince.

Primera alegría.

Ayer saltaron las alarmas.

El archivo que controlo cuenta con dos depósitos: uno está en la planta de mi despacho, al otro lado de la biblioteca de la consejería que se encuentra aquí, pero el otro está a una cierta distancia, en concreto aquí, a unos 15-20 minutos caminando. Es por eso que a veces pongo que estoy de paseo, porque cuando tengo que ir (lo que suele ser unas dos o tres veces a la semana) me enchufo el reproductor, me voy caminando y a escuchar música mientras disfruto del aire libre.

El edificio donde está este segundo depósito no es del gobierno autónomo, ahora pertenece al cabildo.

Desde hace dos años corre el rumor pertinaz, como la sequía, de que ese depósito tenía que mudarse.

Y ahora el ejercicio de agudeza intelectual. ¿Cuál fue la noticia que mi jefe administrativo me dio ayer?


Esa mismita. Patrimonio (que suena como un villano de DC o Marvel pero no ... bueno, pensándolo mejor casi que sí ...) llamó y dijo que había que desalojar... ¡antes de fin de mes! Pues a ver donde metemos seis mil y pico archivadores (o unidades de instalación, que queda más profesional). Y ya tuve una reunión con los jerifaltes administrativos de este mi servicio para buscar una nueva localización. Hay una alternativa muy cercana pero no disponible hasta dentro de unas semanas porque están en obra así que toca esperar. Ya me veo planificando la mudanza, controlando todo el cotarro, vigilando que se haga como es debido...


Segunda alegría.

El puente de la Pros-titución, como bien me apuntó Mokko, me voy a los madriles, con mi pareja y una amiga y su novio. Tenemos los pasajes desde hace mes y medio, me había pedido el día 5 y así irnos el jueves 4 por la tarde-noche. Y ahora resulta que desde el servicio que coordina el tema archivos querían poner una jornada técnica que me interesa el día 4; llevaba dos días jurando y perjurando y hoy la han pasado al día 5. Pero a quien se le ocurre poner una cosa en vísperas de un puente. ¿Quien es el cabeza pensante de todo esto? Pues ya he avisado que, lamentándolo mucho, no podré asistir; y espero que algunos más se hayan cogido el día y digan que no pueden asistir a ver si cambian la fecha.

Y todavía queda mañana jueves y el viernes. Que cruz, Sumo Hacedor, que cruz.


En mi paseo de esta mañana en busca de unos expedientes escuché esta canción. Que recuerdos. Hala, a disfrutar con Eurythmics.




Mañana más, creo.

4 comentarios:

Mac Dubh dijo...

Si es verdad... el viernes te llega otra cruz...una plaga oriental.... Ey es curioso me puso de palabra Bactio (¿sera una indirecta o el pc me esta insultando?)

starfighter dijo...

Ay Mac, que tú no eres ninguna cruz, de verdad ;)

Nica dijo...

Pobrecito Star, de mudanza ahora... Bueno, pero piensa que las cosas que se van a perder, romper y/o traspapelar en la mudanza no son tuyas, sino de la colectividad, que parece que duele menos.
Y piensa que cuando empaquetes las cosas no vas a tener un gato maligno metiendo las zarpas en las cajas. Eso ayuda.

starfighter dijo...

Nica, ya me gustaría que algunas cosas se perdieran, traspapelaran y esas cosas. Lo único bueno es que estaré supervisando todo, nada más.