lunes, 3 de noviembre de 2008

Extremos

Estoy medio muerto, no tanto como Jack Skellington pero casi. Y es que pasar de la indolencia extrema al deporte machacador no es nada bueno.

Este fin de semana no hice nada. Pero nada de nada. Lo cual ya es decir. La cena con los ex-compañeros estuvo muy bien; nos echamos unas risas poniendo a parir a la que me ha sustituído, que es lo más nulo e incompetente que te puedas echar a la cara, y por desgracia la conozco, que me tocó sufrirla el año pasado durante un mes. Se portaron estupendamente y me hicieron un par de regalitos. Uno de ellos fue un delantal para la cocina con un fotomontaje del menda, serán c...s, pero que me hizo reir un rato largo porque no me di cuenta al principio (no pongo foto ahora pero ya caerá). Y luego una cámara de video, que no se qué idea tendrán de mí porque lo de grabar y hacer vídeos caseros no me va nada, es que no me gusta salir en videos y menos aún hablando. Fotos las que quieras, vídeos totalmente prohibido. Por sugerencia de una amiga la cambié el sábado, que además era el último día para hacerlo, por una estupenda cámara de fotos digital que encima salió un poco más barata, y con la diferencia me agencié la nueva edición de Pesadilla antes de Navidad que, por increíble que parezca, no la tenía original. Además, con la cara de Jack en portada, casi nada.


Después de una siesta de casi tres horas (sí, eso pasa cuando tienes un despertador gatuno al que le da igual la hora a la que te hayas acostado y aparece en tu cama ronroneando a primera hora de la mañana), me acicalé, me puse estupendo y me fuí a dar una vueltita con un colega, a tomarnos un par de copas y salir un rato, que hace tiempo no lo hacía. Y claro, volví a acostarme a las tantas, lo que supuso que el domingo estuviese vegetando en el sillón sin dar un palo al agua, excepto el rato ya por la tarde que fuí a buscar a mi nene al trabajo y a comer churros con chocolate con unos amigos.

Y hoy, la hecatombe. Después de un día de curro, amplíado para hacer la exclusiva, llego corriendo a casa y me voy al centro de deportes a mi primera clase de spinning. Sí, a veces soy masoquista conmigo mismo, porque hacía años lustros que no sudaba como hoy. Mañana voy a tener agujetas hasta en las pestañas. Que necesidad...




Larga y próspera vida.

13 comentarios:

Sota dijo...

Siempre me he preguntado qué clase de extraña perversión puede llevar a la gente a hacer spinning.

Porque cualquier otra cosa que hagas en el gimnasio vale, tiene sus momentos dolorosos y cansados y tal, pero el spinning... Es que los ves ahí, en la pecera, rojos, con la vena hinchada, sudando como puercos y con una carica de sufrimiento que casi dan pena, los animalicos...

Nicanica dijo...

Pero tú eres mucho más guapo que Jack, y además haces spinning y todo... Peor es lo mío, que me voy cayendo a pedazos como la Novia Cadáver, pero sin el tipazo.

starfighter dijo...

Sota, la perversión se llama sadomaso, asímismito.

Nica, ¿cómo que no tienes tipazo? Si estás estupenda, anda, anda...

Mac Dubh dijo...

Star tío, yo llevo haciendo deporte de toda la vida... pero a mi no me metes a hacer spinning ni pagándome...amos... ¿pero como te torturas así?

Will dijo...

Spinning???

no se si se escribe así, pero suena fatal!

starfighter dijo...

Mac, es un poco tortura sí, uno que es un poco masoca, jejeje

Will, suena fatal y ES fatal, pero a tí no te hace falta, que tienes un tipo estupendo ;)

Grace dijo...

Cuando tu gatito no te despierte con ronroneos y mimitos varios, lo echarás de menos, ya verás, ya.

Las agujetas son tan AUX! y eso de, bebe un vaso con agua y azúcar, es la mayor mentira que hay.

Esa edición de Pesadilla antes de Navidad es la que quiero!!Me espero a Navidad, por eso. Hay demasiadas temporadas y dvd's que quiero. Maldición!!

Un beso, guapo.

Mac Dubh dijo...

lo mejor para las agujetas es calor en la zona tipo bolsa de agua caliente y se diluyen los cristales de ácido láctico... ya veréis

nicanica dijo...

Lo mejor para las agujetas es no haber hecho spinning, hombre.
Y yo no quería preguntar, Star, pero... tendrías unos calzones de esos acolchaditos en la zona estratégica, ¿no?

starfighter dijo...

Pensaba actualizar esta tarde pero os atiendo a todos en conjunto. Afortunadamente no tengo casi nada de agujetas porque cuando no podía más, me sentaba y pedaleaba, al terminar hicimos estiramientos y me fui bebiendo poco a poco el agua con azúcar que me llevé (sí, Grace). Pero Nica, tú que eres media bruja ya has adivinado lo más doloroso. No veas el coñazo que era el sillín. Menos mal que hoy me voy a la piscina a relajarme...

Mac Dubh dijo...

Chavalote siento decepcionarte pero lo de Grace es lo correcto...tomar agua con azúcar no ayuda. Precisamente estas fomentando que halla mas agujetas.
Las agujetas se producen por la oxidación del ácido láctico durante la producción de ATP y precisas azúcar para ello.. si superas la tasa de oxidación se dan las agujetas así que si tomas azúcar solo favoreces más la producción. Lo que duele es que ese ácido cristaliza y se clava en los músculos... Siento ser plasta...

diegodelmar dijo...

pues genial lo de la edución chula de pesadilla...


sañu2!!

starfighter dijo...

Gracia Diego, bienvenido ;)