lunes, 17 de noviembre de 2008

Crónica de una visita anunciada

El post de hoy es taaaaan previsible que pensaba dejarlo para otro día, pero no, tiene que ser hoy. Como decía el viernes (no muy lejos, el post anterior), este fin de semana tuvimos visita. Nos vino a ver Mac. La impresión que nos ha dejado ha sido muy buena, un gran tipo, encantador, buena gente, algo despistado, lo que unido al cachondeo que nos montábamos Mokko y un servidor pues provocaba que más de una vez estuviese un poco desorientado, lo sentimos Mac, te queremos Mac, jajajaja.

Bueno, el viernes por la tarde nos encontramos y fuimos a un copeteo que el Ayuntamiento daba a los participantes en una regata que saldrá al Caribe el próximo fin de semana en el Pueblo Canario pero dada la escasez de la alimentación sólida, que no líquida, Mokko nos invitó a su casa.

El sábado nos fuimos de paseo. Le dí una vuelta en coche por la ciudad, aunque antes de recogerle ya había visto algo. Nos fuimos hasta Vegueta y nos dimos un paseo por la zona antigua. Subimos a la torre de la Catedral para ver las mejores vistas del barrio, incluyendo la plaza de Santa Ana.


De allí cruzamos el Guiniguada y nos fuimos a Triana, donde picoteamos algo con Mokko que acababa de salir de trabajar, el pooooobre. Otra vueltita más y cogimos el coche para pasar un ratillo por el Jardín Canario y llegarnos hasta Bandama, un pico formado por una erupción pero que es más conocido por la caldera que hay junto a él. Acabamos en las Canteras en una terracita tomando café, que buena estaba la tarde. Me fuí un rato a recoger al nene que salía de trabajar y para cambiarme, y nos fuimos los tres a cenar.

El domingo nos fuimos los tres a enseñarle la isla. Coche por un tubo. Nos fuimos por el norte y cruzamos la isla de norte a sur. En Moya, un pueblo de las medianías paramos a tomar un cafe y entramos en un bar bastante particular. Lo llevaba una señora mayor que nos atendió bastante bien y tenía un baño que era no ya un 2x2 sino un 1x1, dios mío no apto para claustrofóbicos.

Parecía sacado de los años 50 o 60


Mac nos regaló un númerito de lotería de Navidad (va a tocar, va a tocar... pensamiento positivo) y de ahí nos fuimos hasta la cumbre, previas pequeñas paradas para que viese un poco el paisaje, descansar de tanta curva y todo eso. Comimos en Ayacata donde casi se me achicharran al sol, uno que es previsor se colocó a la sombra. Y de ahí salimos raudos y veloces hacia el sur, a Maspalomas. Decidimos hacer otra paradilla y tomarnos un cafecito, y acabamos en una mariterraza sin darnos cuenta. Bueno, eso es lo que deduje después de estar rodeados de parejitas, trios y cuartetos que te echaban miraditas, que si un paseíto por aquí, que si una caídita de ojos por allá. Y a todo esto Mac en la luna de Valencia, ¡mira que no darte cuenta, hombre de dios!

Volvimos a Las Palmas y después de una ducha reparadora en mi casa quedamos en casa de Mokko para comernos un par de pizzas y despedirnos en condiciones de Mac. ¡Que amenaza con volver! Así que volverá, y lo hará en carnavales. Pobrecico, no sabe lo que le espera, jejeJEJEJEWHAWHA. Uups, no leas esto eh, o borralo de tu disco duro.

Como verán no he contado mucho, ni de los chistes que le contamos, ni de las boberías que decíamos ni de las cosas interesantes. Eso se lo dejo a Mac para que lo cuente en su blog. Y ahora para Mac y el resto del mundo mundial, algo de música. Cómo me gusta este tango, pero hay que esperar al minuto 1:45.




Eso sí, el entrevistador del principio no tiene desperdicio. Ni vergüenza maldita.

6 comentarios:

mokko dijo...

Esta mañana no pude ni ir al gim ...... ayyyyy que pesadez de cuerpo pordiosviejoqueestauno.......... lo pasé genial , eres un encanto.
besukos
mokko

Nica dijo...

El Patronato de Turismo te debería pagar un plus.

Sota dijo...

Os odio mazo.

(acabar en una mariterraza en Maspalomas? Que raro, no?)

starfighter dijo...

Mokko, hoy yo pasé del spinning así que fue generalizado ;)

Nica, no estaría mal, no.

Sota, la cosa es que no parecía una mariterraza, mokko puede dar fe, y de repente parecía el kiosco nº7.

Mac Dubh dijo...

Hola jamas en mi vida había reído tanto como con vosotros. Hasta os recuerdo que me dio un tirón muscular en el evento de la regata. Tuve que pediros por favor que dejaseis de hacerme reír.
Ha sido un fin de semana muy intenso, muy agradable y con un tiempo perfecto. Me habéis distraído, ayudado, aconsejado, escuchado... y además me habéis aleccionado y culturizado, mostrándome no solo historia y cultura canaria... si no además mucho arte.
Como amigos habeis resultado ser inestimables y si..volveré. Necesito amistades como las vuestras en mi vida.
Gracias por estar siempre ahí y por haber estado conmigo allá.
Abrazos

Mac Dubh dijo...

Por cierto, en que soy muy despistado es verdad...nunca me habría dado cuenta de que me tiran los tejos ni diciendomelo al oido ( cosa que como no pasó tampoco deberia afirmar.. pero en lo de darme cuenta del "entorno" reconozco que no se verlo, jejeje