viernes, 18 de abril de 2008

De dientes, dientes

Esta ha sido la semana de los profesores.

El martes vino uno a buscar un libro envíado desde otra universidad, francesa por más señas. Como era una tesis, no se prestaba. No vean el mediopollo que montó (medio porque no dejé que pasara a mayores): que porqué no se lo podía llevar, que iba a tener que venir varias veces, que tendría que fotocopiarlo o mandar a alguien para que lo hiciera (pobre becario/a). Y yo con sonrisita y dientes, dientes. Al final se tuvo que fajar los pantalones y ponerse a fotocopiar pero dejó la tesis con partes despegadas. Le llamé la atención pero para curarme en salud al día siguiente pasé por el servicio que lleva estos temas y me dijeron que ya lo habían visto y me señalaron la tesis: habían vuelto a pegar las partes con cola y estaba debajo de dos megacajas para arreglar el desaguisado.

Al día siguiente viene otro a llevarse un libro y aparece con libros sobrepasados. "Pero si lo devuelvo mañana la cosa se arreglará y podré seguir sacando libros ¿no?". "Si, claro (mentalmente: dientes, dientes)". Lo trajo al día siguiente, en efecto. Este es el mismo que hace un año y pico devolvió como una docena de libros que tenían un retraso como de aquí a Lima. Vamos, que me moría yo antes y aún tenía penalización; hasta el 2080. Estas cosas nunca se olvidan.

Entre estos y los alumnos unineuronales me tienen, me tienen... Así que dientes, dientes, en mi caso a la yugular directamente.

Y, para terminar, algo más relajante con mi bienamado Dvorak.



Buen findesemana y que la Fuerza os acompañe.

5 comentarios:

querida_enemiga dijo...

¿Entiendo que curras en una biblioteca? Jolín, qué suerte tienes. Es el curro que yo quiero...

star dijo...

Querida querida, sí, trabajo en una biblioteca y para más señas de la Universidad. La verdad es que me gusta, me encanta vamos, pero hay que aguantar a cada uno que... vamos. Sobre todo a los profesores.

Sota dijo...

Oye, pues aprovechando la cosa...

No sabrás qué cursos de verano hace la ULPGC este año, no? Por ver si me valen como excusas para escaparme por allí una semanita...

star dijo...

Lo mirare y te cuento, sota

QuijoteExiliado dijo...

Si es q los alumnos entramos aun en la edad del pavo y a algunos les dura indefinidamente. No se lo tengas en cuenta q es q somos muy ingenuos aunq algunos le echan mucho morro...