sábado, 19 de abril de 2008

De pelirrojos que vuelven

Tengo que contarlo porque esto es para alucinar. Anoche mientras hablaba con unos amigos/as por el Mirc salió a colación el tema del "rickrolear". Casi nadie sabía de que hablaba hasta que lo mencioné. Ah ¿qué tú tampoco sabes de qué hablo? Anda, alma cándida, lee este post que salió hace unos días en un blog musical de El Inframundo y te enterarás.

"Rick Astley resucita, nace la canción protesta virtual

11 de abril.- Todo vuelve y Rick Astley no iba a ser menos.

Con una particularidad: el tupé pelirrojo de Astley, uno de esos adorables horteras ochentistas, regresa ahora como tótem de la... canción protesta. Has leído bien.

Lo que empezó como una broma internáutica va camino de convertir 'Never gonna give you up', uno de aquellos inefables hits de plástico y chicle, en el 'Blowing in the wind' patafísico de la generación 2000.

El fenómeno se llama 'rickrolling' y, para hacernos una idea, ser 'rickroleado' -o sea, que le asesten a uno el nihilista 'hit' de Astley sin venir a cuento- es algo así como ser cariñosamente porculizado. A la Iglesia de la Cienciología, por ejemplo, ya se lo han calzado. Se calcula que a seis millones de yanquis también.

Todo empieza el pasado 1 de abril, el día de los inocentes en EEUU. Youtube les gasta a varios miles de usuarios una bromita que ya corría por la Red desde meses atrás.

Digámoslo claro: Youtube 'rickroleó' ese día a varios miles de tíos obligándoles a ver el demoledor vídeo de 'Never gonna give you up' en esta página. Daba igual lo que quisieran ver: pinchaban y, de repente, salía Rick moviéndose un poco como Leonardo Dantés, bajo un mensaje de 'Feliz día de los inocentes'. Nada volvió a ser igual. Ya estaba armada.

El 'rickroleo' comenzó a correr por Internet e incluso el sacrosanto 'New York Times' fue 'rickroleado' al incluir en un reportaje, dándolo por auténtico, un montaje de vídeo en que un tío supuestamente interrumpe un partido de 'basket' bailando la dichosa copla ataviado con esa gabardina de violador de niñas.

La coña iba en aumento. En EEUU, la muchachada comienza a 'rickrolear' a sus profesores en plena clase, Astley empieza a ser administrado como calmante a niños en edad lactante (ojo con el pequeñín de al lado), y 'Never gonna give you up' es utilizada en tácticas de guerrilla urbana contra grandes almacenes, por ejemplo.

De ahí, al estrellato de la canción protesta virtual (y absurda). El tema de marras es usado en varias concentraciones contra la Cienciología de Tom Cruise, 'rickrollings' espontáneos son registrados en muy diversos foros sin que las autoridades puedan hacer nada y la bromita está ya fuera de control.

¿Qué se podría 'rickrolear' en España? ¿El Congreso de los Diputados? ¿El Bernabéu? ¿Eurovisión?¿Y qué piensa el propio Rick de todo esto? ¿Ha sido 'rickroleado' también él? ¿ES ESO POSIBLE?

"Pues me he enterado porque muchos amigos me han mandado links estos últimos seis meses", le ha comentado a 'LA Times' el mismísimo factótum del himno, que ahora tiene 42 tacos aunque todavía cara de crío. "Es raro porque ya no actúo demasiado, sólo hago cosas ocasionales. Es raro, pero divertido. Imagino que cabrea a mucha gente, pero me hace gracia". Qué genial modestia la del demiurgo.

Lo que no dijo Rick a 'LA Times' es que, efectivamente, como proclamaba en la canción, no nos iba a abandonar nunca.

Desde luego, el absurdo es un arma cargada de futuro. Y de pasado."

Sí, amigos. Rick Astley y los ochenta han vuelto. Como dice el post, nunca se ha ido del todo. Y ahora LA confesión: Yo tengo ese disco. Sí, de hecho lo sigo teniendo (mientras escribo lo estoy viendo, qué de cosas se conservan, diosmío) pero en mi descargo he de decir que nunca gasté una peseta de la época porque me lo regalaron por un cumpleaños, y por alguien que pretendía agenciarselo más tarde (jejejeje, el pobre). Eso sí, como contrapartida aún conservo un par de discos más cañeros de Whitesnake o Magnum. Y no, no voy a poner el video, no pienso mancillar mi blog. Para eso ya teneis el youtube, hala.

PD. Este post está dedicado a Will, a ver si alguien le "rickrolea" y se anima.

12 comentarios:

mokko dijo...

jejejejeje que bueeeeno , que cosas estas hace unos años era la macarena ahora le toca el Rick en fin ...
gracias por la información eres un sol
besukos
mokko

star dijo...

de nada, espero que sirva de algo ;)

Sota dijo...

Hombre, pues la canción tampoco estaba TAN mal... Es bailable, y a partir de determinadas horas de la madrugá, y con determinada cantidad de alcohol en el cuerpo, es una de esas caspas que pueden acabar animando una mala noche.

Que de los ochenta han sobrevivido caspas mucho peores...

Nepomuk dijo...

¿De dónde saca ese microtío ese vozarrón?

Will... aprende... hay que usar el neumotórax lalala... mimimi... fafafa...

dijo...

No tenía ni idea de toda esta historia. Bueno, tampoco es raro, la canción la recuerdo perfectamente de la época.
Y en cuanto a rickrollear a Will, me apuntooooo

star dijo...

Sota, si no digo que la canción fuese mala pero la repitieron tanto que, al final, resultó indigesta. Ahora me hace hasta gracia que vuelva.
Y sí, vamos a rickrolear a will ;)

reve dijo...

Qué fuerte...
A Sota le mola Rick Astley...

Como a mi madre!!


Genial el post. Si te soy sincera el otro día no te entendí nada de nada...

star dijo...

Hola Reve, que alegría, bienvenida a este blog. Lo he puesto porque, como todo, acabará llegando y así estamos prevenidos ;)

Will dijo...

que me vais a rickoque???

:)


Gracias

mua

Nicanica dijo...

1. El parecido coreográfico con Leonardo Dantés es asombroso.

2. Me pregunto si en los '80 todos llevábamos los pantalones allá arriba. No debía ser sano eso.

3. Como Nepomuk aprenda a usar el neumotórax para cantar, ni Camino de Santiago ni nada: a la revista Nature y al Libro Guinness de los Récords directamente.

star dijo...

Es que si vemos a nepo cantando el "never gonna give you up"... mmm, podría ser apoteósico, digo apocalítpco ;)

Nicanica dijo...

Pues imagínate si lo canta con un neumotórax, vamos, con los pulmones desinflados y la pleura rebosando burbujas...