miércoles, 24 de junio de 2009

Crónicas salmantinas

Ya se sabe que uno propone y todo lo demás dispone, que aunque uno quiera hacer ciertas cosas siempre viene la realidad, en este caso la migraña, y te deja hecho unos zorros. Lo mismito que está sufriendo el pobre Rickisimus, y lo que nos queda.

En fin, a lo que venía. El viaje a Salamanca, con desvío a Madrid, estuvo bastante bien pero como todos te lleva a una serie de conclusiones. Uno es que inventen ya el teletransporte. Que sí, que es muy bonito viajar en avión, viajar en tren, pero acabas llegando como una piltrafa humana. Con lo estupendo que sería llegar en un momento a cualquier lado, ahorrándote todo el rollo de la espera, de quitarte los zapatos y el cinturón, medir los líquidos y demás zarandajas. A ver si el Steve Jobbs se deja de inventar chorradas como el iPhone y se pone a ello. Que el aburrimiento es muy malo y te dedicas a hacer fotos chorras por no aburrirte.




El curso estuvo bastante bien, mejor de lo que esperaba. Claro que de la mayoría ya prefiero no esperar nada, que te ilusionas y luego te llevas el chasco. Intensivo porque era cuatro horas por la mañana y otras cuatro por la tarde pero bien aprovechado. Los más exóticos éramos nosotros (me fui al curso con dos compañeras de curro pero no coincidimos en el trayecto) porque los demás eran de los alrededores: Salamanca, Valladolid, etc.

Lo bueno de esta época del año es que anochece tarde y aprovechamos las horas después del curso para darnos una vuelta por Salamanca. Mis compañeras nunca habían estado así que querían que les enseñara un poco la ciudad. Ja, a buen árbol se fueron a arrimar que sólo había estado un par de veces allí. Pero al final hicimos un poco de guía con ayuda de una amiga de una de ellas.

Por mi parte siempre descubriendo cosas nuevas. Por ejemplo, que hay frikismo allá donde vaya.


Una tarde-noche de vuelta lo vi abierto, me dio por curiosear el interior y era una especie de bar heavy, eso o un meeting-point de melenudos con ropa oscura bebiendo cerveza. Nada que ver con nerds, frikis con camisetas y demás. Eso sí, te ponían en la disyuntiva de elegir.



Dando un paseo encontré el lugar donde pienso retirar a mi gato.


El maldito se merece lo mejor y nada como una casa para ellos solos. Eso sí, como siga igual de mimoso lo mando antes de tiempo. Joder, que no se despegó de mi en todo el domingo, creo que mi pareja no le hizo el más mínimo caso y el pobre estaba desesperado por unos mimos.

Y mientras comía uno de los días en una terraza vimos esto.

Sí, un maniquí malva en un mini-balcón (por llamarlo de alguna manera). ¿Algun solitario buscando compañía? ¿Códigos secretos salmantinos aún por descubrir? Quien lo sabe...

El sábado por la tarde llegué a Madrid, un horno a medio gas en esta época. Hacía bastante calor, pero todavía nada comparado con julio y agosto, o al menos eso me pareció. Intenté quedar con Rickisimus pero el pobre estaba liado con una intensa vida social, jejeje. Así que aproveché para quedar con un colega que hace tiempo no veía. Nos dimos una vuelta por ahí y luego quedamos con el chico con el que está saliendo y los tres nos fuimos a cenar y tomar un par de copas. Una cosa ligerita que yo tenía que levantarme temprano para el viaje de vuelta y uno de ellos para trabajar. Eso sí, todo el mundo por Chueca medio despendolao, que si el calor, que si estamos en pre-Orgullo, que si el veranito. Vamos, que mucha carne a la vista.

¿Había comentado que quiero que inventen algo útil ya, algo así como el teletransporte? Pues insisto. Claro que un crucerito no estaría mal...



(Especialmente dedicado a Sota, por la última guest star.)

Que la Fuerza os acompañe.

12 comentarios:

Niniel dijo...

Espero que estés recuperado del viaje y hayas podido descansar.

Lo del maniquí malva me ha dejado descolocada...

Y el video, genial. ¿Como los encuentras? Son estupendos para enpezar el dia con buen humor.

starfighter dijo...

Niniel, del viaje sí me he recuperado, de la cabeza estamos en ello, gracias. El video fue una casualidad, en realidad buscaba otra cosa, pero me he reído bastante ;)

Sufur dijo...

Seguro que cuando inventen el teletransporte, lo harán de primera clase y de clase turista. Y adivina en cuán nos tocará viajar. Miedo me da...

Don Otto Más dijo...

Ojalá tooodos los balcones del mundo tuviesen jacos (que no maniquíes) en bolas... el mundo sería mejor :)

starfighter dijo...

Sufur, acabaremos como el Goldblum en La mosca, ya verás.

Soto, pues sí, más jacos para alegrarse la vista ^^

Nyc dijo...

Teletransporte ya!!!!!
Y que te mejores de la cabeza
Y que vivan los jacos!!!!

Sota dijo...

El teletransporte es físicamente imposible, lo siento.

Y los heavys SON frikis por definición. Aunque no lo reconozcan.

(Otto, pues ya sabes... predica con el ejemplo!)

Niniel dijo...

Tambien voto por el teletransporte. Viajar a grandes distancias será todo lo bonito que se quiera, pero un verdadero coñazo.

Nyc dijo...

Jo, Sota, déjanos soñar....

starfighter dijo...

Nyc, Ya, gracias y que vivan, sí ;)

Sota, ya lo sabía pero no nos fastidies la ilusión.

Niniel, apuntada al grupo, jejeje.

Nyc, hay que reivindicarse.

Mac Dubh dijo...

Sota ya han conseguido teletransportar átomos a distancias cortas....me apunto a los tele trans... pero que sea a lugares lejanos

Gesualdo dijo...

En Salamanca se celebró hace poco una cosa llamada "Festival de las Artes de Castilla y León" http://www.festivalcyl.com/
que incluye actuaciones de calle y otras "moderneces" y una de estas es que pusieron maniquies rosas por los balcones de varias calles y plazas incluyendo la plaza Mayor, y alguno debe quedar aún.