lunes, 9 de agosto de 2010

En el mar de la Tranquilidad

Estoy muy perezoso, mucho no, muchísimo. En esta época del año las ganas de casi todo disminuyen, el tiempo parece que se ralentiza (para mi desgracia, con las ganas que tengo que llegue el 18 para irme de vacaciones). Vamos, que lo más emocionante que tengo estos días es ponerme a pintar en casa, que queremos cambiar el color de un par de habitaciones antes de irnos de vacaciones.

Y es que la tranquilidad campa a sus anchas, casi tanto como el paseo que me di el sábado por la tarde por Triana mientras esperaba a que T. saliese de su trabajo. Calles desiertas, parejitas paseando, soledades... Ni que estuviese sólo en la Luna.










2 comentarios:

♥ J o X x E ♥ dijo...

jajajaj la ostia, vacia vacia!

no es por ser cotilla, si no por curiosidad, pa donde viajas?

starfighter dijo...

Joxxe, nos vamos a Galicia con unos amigos, a comer, a beber y a disfrutar ;)