miércoles, 8 de junio de 2011

Destripando... X Men First Class

El sábado pasado me fui por la tarde con un buen amigo a ver la nueva adaptación del grupo mutante favorito: la Patrulla X (que X Men ni ocho cuartos, oiga).


X Men First Class es un reinicio en toda regla de la saga ya que en la película se narran los comienzos de los X Men cuando ni siquiera eran los X Men. Al igual que en la película del 2000, empieza con el personaje de Erik Lehnsherr en los campos de concentración nazi aunque con una ligera variante que no comentaré para no hacer mucho spoiler. El resto de la cinta se centra sobre todo en el encuentro entre Erik (el futuro Magneto) y el profesor Xavier en los años sesenta y la lucha de ambos contra Sebastian Shaw, un individuo que pretende crear un conflicto nuclear entre las superpotencias. Y, hasta aquí, cuento por si acaso alguien no la ha visto aún y piensa hacerlo.

A ver, como película le doy un aprobado alto, casi un notable. Tiene un buen guión, sin agujeros demasiado evidentes, con una historia entretenida y las dosis justas de acción, entretenimiento y charla para que conozcamos a los personajes y sus motivaciones. En este sentido, las interpretaciones están bastante bien llevadas aunque yo me quedo con Kevin Bacon en su papel de malvado (que bien le sale al jodío, casi parece innato en él) y Michael Fassbender (que entre éstas y las de El Hobbit que se está rodando se va a convertir en ultraconocido) como un incipiente Magneto. El resto del casting cumple con lo que tiene, que ya es bastante, teniendo en cuenta que hay un equilibrio entre caras conocidas (Rose Byrne, January Jones, Oliver Platt y hasta ¡Michael Ironside!) con otras absolutamente desconocidas.

La ambientación de la época, estamos en 1962 en plena crisis de los misiles cubanos, es estupenda; un vestuario cuidado, un diseño de producción impecable y una fotografía más que aceptable. Vamos, que en el apartado técnico no hay queja; claro que con la pasta que se han gastado como para tenerla.

January Jones sigue sin salir de los sesenta.

Y luego está la banda sonora. Compuesta por Henry Jackman, un casi completo desconocido que ha salido de la factoría Zimmer, lo cual se nota. A mí me ha gustado, tiene un tema principal potente, no es muy estridente y se acopla bastante bien a las escenas. Sin embargo, le falta algo para llegar a convertirse en imprescindible, no sé si es la falta de un poco más de garra o de espectacularidad pero está ahí.




Como decía, al comienzo fui a verla con un buen amigo, amante de los comics. En realidad, fue a verla por mí, para acompañarme porque no se hallaba muy convencido y no salió demasiado contento de la adaptación que habían realizado (otra cosa fue la película en sí, que le gustó). Muchas cosas chirriaban para él. Reconozco que conozco algo de la saga, he leído algunos de los comics pero tampoco soy un experto en la materia así que no puedo criticar la adaptación con mucho fundamento. Pero supongo que los fieles a los comics tal vez no saldrán demasiado contentos de la peli, como pasó con este amigo. Así que avisados estáis.


4 comentarios:

Crow dijo...

Aquí un frikifan confeso de la Patrulla X (ahora X-Men para los mas jovenes), y aunque no respeta el origen de los comics, me parece una película de lo mas digna, entretenida y que (re)inicia la franquicia estupendamente y mas despues de ver el bodrio de X-Men 3 y Lobezno (la pinicula).

A mi ,al menos, me deja con ganas de mas.

starfighter dijo...

Como decía, a mí la película me gustó, más que la de Lobezno sin duda, y está bastante bien. En la adaptación de los comics sí que no entro por desconocimiento de la historia.

raul dijo...

Por qué Kevin Bacon se parece tanto a Richard Chamberlain en esa foto?

starfighter dijo...

Tiene un aire pero es más la pose y el vestuario que el físico. Claro que con mi agudeza visual...