viernes, 22 de julio de 2011

Hasta luego, Garbo

Era un pesado y un dennnso, como le llamaba la amiga que nos lo dio. Pero era nuestro pesado y nuestro denso. Era un tragaldabas y en cuanto entrabas en la cocina por la noche allá que se iba detrás de uno a pedir su golosineo. Pero era nuestro tragaldabas. Y, en el fondo, me encantaba que me persiguiese pidiendo comida porque me hacía de rogar.


Le encantaba subirse encima de uno cuando me tumbaba en el sillón a ver cualquier serie, aunque estuviese recién comido. Le daba igual, por supuesto. Y siempre en busca de cariños y que le rascase las orejas, su predilección. Eso sí, como le hicieses señas para que viniese a hacerte compañía te lanzaba una mirada desdeñosa y pasaba ampliamente de tí.


Echaré de menos chocar mis pies contra él en la cama mientras duermo. Sentirlo al lado mío en la cama o en el sillón sin necesidad de abrir los ojos. Oirlo maullar mientras subo la escalera y meto la llave en la puerta porque sabe que estamos llegando. Verlo en la ventana cotilleando el mundo exterior conocedor que se pone histérico cuando sale a la escalera y no sabe volver. Pillarlo tumbado encima de la vitrocerámica buscando el calorcillo de la mañana. O simplemente llegar a casa y averiguar por dónde anda y encontrármelo en un hueco del armario, debajo de la cama o simplemente estirándose de lo bien que ha dormido. Ha estado enfermo un mes, por culpa de un mal crónico que le hacía más débil ante cualquier enfermedad, y gastó su última vida el martes por la noche.


Han sido tres años estupendos, que hemos disfrutado con él (y espero que él con nosotros). Sí, le echaré mucho de menos. Corrijo, ya lo hago. Y siento que me falta alguien...




Que asco de semana, entre esto y la migraña ha sido para olvidar.

8 comentarios:

Fidocho dijo...

Te entiendo tanto...

Niniel dijo...

Te acompaño en el sentimiento, Star. Se les coge mucho cariño a estos animalillos hasta el punto de hacerse indispensables en tu vida.

Hace 2 años que tuve que dar a mi gata y me duele el no saber nada de ella: dónde está, si estará bien, si la cuidan o simplemente si sigue viva. El 10 de septiembre cumplirá 7 años...

Ánimo, cielo. Almenos tienes el consuelo de saber que ha dejado de padecer. Un abrazo bien fuerte.

starfighter dijo...

Fido, ainsss tus hijos, gracias nene.

Niniel, lo malo es que pensaba que iba a salir bien y ha sido un poco rápido, de ahí el palo. Gracias guapa y un beso.

Sufur dijo...

Lo siento muchisimo... yo también he pasado hace un año por una pérdida similar y te entiendo bien. Un fuerte, fuerte abrazo amigo mio

starfighter dijo...

Muchas gracias, Sufur, supongo que será cuestión de tiempo.

Eleuterio dijo...

Sè lo que sientes aunque yo sea màs de perros que de gatos.

Y justo que yo estoy pensando traerme uno luego de las vacaciones.

Shanks dijo...

Me sabe tan mal, cari... Yo también he pasado por eso, y no sé nunca qué decir, sólo que tiempo al tiempo, y que siempre estará en un rincón de vuestro corazón. Un abrazo fuerte para ti y T.
Y un beso, qué coño!

starfighter dijo...

Eleuterio, también tuvimos un perro que murió hace tres años así que ya ves, menuda racha, gracias.

Shanks, se también que pasaste por ahí, gracias y otro besazo para tí, guapa.