miércoles, 20 de noviembre de 2013

Diez razones para ver Doctor Who (y II)

Después de mencionar cinco de los motivos para ver Doctor Who, continuamos con otros cinco que creo pueden ser más contundentes.


5. La música de Murray Gold.

Aunque es una de las razones incluída aquí, va a ser objeto de una entrada exclusiva para él solito, porque se lo merece y mucho más. Únicamente avanzar que una parte importante del enorme éxito de la serie se debe a Gold, que ha sabido dotar de emoción, acción y sentimiento a las aventuras del Doctor y sus acompañantes.



4.  River Song.

Si existe algún personaje al margen del Doctor que se mereciese un spin-off de Doctor Who, este es sin duda el de River Song. Magníficamente interpretado por Alex Kingston, la doctora Song, arqueóloga y profesora, se cruza en el camino del Doctor varias veces. La primera de ellas ocurre en la cuarta temporada donde ya aclara que las aventuras que tienen juntos ocurren desincronizadamente para ambos, ya que para ella es la última mientras que es el primer encuentro (y, por tanto, para los espectadores) con el Doctor. En las temporadas cinco y seis se muestran muchos más aspectos acerca de su origen y su relación con el Doctor (que no voy a desvelar para evitar el spoilerazo). River es un personaje fuerte, una especie de Indiana Jones (que nos llega a la memoria al dedicarse ambos a la arqueología, por las aventuras que corren y alguna que otra cualidad de héroe) que acude, a veces. a la llamada del Doctor y, en otras, a ayudarle en algunos eventos sin que éste sepa que va a llegar. Para mí es uno de los grandes personajes de Doctor Who de las últimas temporadas y su aparición siempre es como un viento que sacude los cimientos de todo lo que conocemos.



3. Los villanos.

Como toda serie que se precie en la que el protagonista viaja constantemente y lucha por salvar planetas, razas o simplemente a sí mismo, aquí también vamos a encontrar enemigos del Doctor. Algunos de ellos son enemigos de antaño, cuando el Doctor aún se relacionaba con su planeta de origen como los Daleks, con los cuales los Señores del Tiempo mantienen la Guerra del Tiempo. Otros han salido en la serie clásica como los Cyberman, el Amo (The Master) o los mencionados Daleks. En general, hay una enorme diversidad ya que villanos, alienígenas con planes malvados y de destrucción y entidades malignas aparecen en casi todos los episodios. Desde los Slitheen hastra los Sontaran pasando por brujas shakesperianas, vampiros venecianos y algunos otros personajes de aspecto e intenciones siniestras. De todos ellos me quedo con los Ángeles Llorones, unos seres con apariencia de estatua de piedra que sólo se mueven cuando no les miras. Aparecieron en la tercera temporada en el episodio Blink (el cual recomiendo muy mucho y que se puede ver de manera independiente) y volvieron en la quinta y séptima temporadas, y cuando salen ya sabemos que van a ser episodios de angustia y suspense con toques de terror. De lo mejorcito.

Los Ángeles Llorones a punto de atacar.



2. Los acompañantes. 

Durante sus correrías a lo largo y ancho del Universo, el Doctor se hace acompañar por una persona prácticamente desde el principio de la serie. Estas personas, por lo general del sexo femenino, si bien al comienzo se muestran reticentes pronto se lanzan a seguir al Doctor en sus aventuras. Las hay de todo tipo desde camareras a dependientas de tienda, doctoras, paradas, etc., pero no se limitan a ser meras acompañantes ya que participan activamente en todos los sucesos, para bien o para mal; unas ocasiones, ayudan al Doctor a resolver una cuestión determinada mientras que, en otras, son las causantes, directas o indirectas, del incidente que genera el episodio. Lo que queda claro es que el Doctor no debe viajar solo porque como un personaje comenta en una ocasión "acumula demasiado poder en un solo ser" y necesita a alguien que modere tanto dicho poder como sus sentimientos y permita ver las cosas desde otros puntos de vista. Sin embargo, todos ellos tienen un punto en común y es la lealtad inquebrantable en el Doctor puesta a prueba constantemente; salvo en casos muy puntuales, las rupturas o abandonos de los acompañantes suelen ser dolorosas e incluso traumáticas porque les coges cariño al personaje.

Como decía más atrás, la mayoría de los acompañantes suelen ser mujeres pero no son exclusivas. Ya en la serie clásica hubo algunos acompañantes masculinos, sobre todo con los primeros doctores. En la etapa moderna al principio se siguió el status de manera más o menos relativa; existía una acompañante principal femenina a la que se incorporaba algún novio o familiar, tal y como sucedió con Rose Tyler y su novio Mickey. Quizás el cambio más notorio se ha producido con los Pond, los acompañantes del Undécimo Doctor, ya que Rory se convirtió desde la mitad de la quinta temporada en el acompañante oficial por derecho propio junto con Amy, papel que mantendría durante dos temporadas más. 



1. El Doctor.

Y llegamos a la última razón. O a la primera. Y es que el motivo principal para ver la serie es el propio protagonista: el Doctor. El Doctor es el último de su raza, los Señores del Tiempo, al sobrevivir a la Guerra del Tiempo que los enfrentó a los Daleks. Es un extraterrestre, un alienígena, con dos corazones y apariencia humana que llega a la Tierra en el primer episodio y encuentra a los seres humanos muy interesantes implicándose en sus asuntos de manera bastante personal, protegiéndolos de ataques, invasiones y cualquier incidente que pueda afectarles. El Primer Doctor fue William Hartnell que ya tenía cierta edad cuando interpretó el papel así que para continuar la serie con otro actor los guionistas idearon la regeneración, una manera en la que los Señores del Tiempo evaden la muerte regenerándose y convirtiéndose en un nuevo ser, al menos en apariencia física y en ciertos aspectos de su carácter, aunque en esencia sigue siendo el mismo. Esto ha permitido que la serie alcance la longevidad que tiene ya que el Doctor se ha regenerado diez veces siendo el último, hasta la fecha, el Undécimo Doctor.

Creo que uno de los grandes éxitos es la posibilidad de ver a distintos Doctores y cómo enfocan las aventuras y los problemas. La etapa moderna, desde 2005, ha contado con el Noveno, Décimo y Undécimo Doctor (y ya se sabe que habrá un Duodécimo Doctor a partir del especial de Navidad de este año), cada uno con su carácter. Aunque muchos consideran el mejor de todos a David Tennant que llevó al Décimo Doctor, quizás por la relación con sus compañeras, su forma de actuar, su energía, a mí me gusta mucho el Noveno interpretado por Christopher Eccleston, que le da una fuerza y vitalidad al personaje como pocos han hecho al tiempo que sabe ser duro, incluso implacable, en determinadas ocasiones. Lástima que sólo durase una temporada. Sin embargo, con once encarnaciones del personaje pueden elegir al que más les guste. Así que pasen, vean y disfruten...





PS: Tanto este como el anterior post no pretenden ser un estudio detallado de la serie Doctor Who, para eso ya existen multitud de páginas y blogs dedicados a ello. Sólo quería dar diez razones, desde mi punto de vista, para que los que no conocen la serie se animen a verla y disfrutarla.