miércoles, 7 de mayo de 2008

De cinefilia

Siempre me ha gustado el cine, desde pequeñito. Entrar en una sala oscura y compartir muchas emociones con más gente es algo que me ha parecido increíble y apasionante (y para los mal pensados, la otra sala oscura me parece igual de increíble). Cuando era un chiquillo me iba con mi hermana todos los domingos a la sesión de las 3 a un cine que estaba cerca de mi casa de entonces, el típico cine de barrio, que luego se reconvirtió a fines de los setenta en un bingo (y fue de los primeros). Por un duro tenías la entrada y golosinas para un buen rato. Allí me veia las películas de Bruce Lee y demás acólitos de artes marciales, las de Godzilla barriendo ciudades japonesas, los spaghetti-western, clásicos de Errol Flynn y piratas y muchas más.

Y desde entonces he seguido yendo al cine, la verdad es que ahora menos que nunca porque entre lo que ponen en las salas y lo que cuesta ir pues se le quitan las ganas que uno tiene. Pero aún así, la magia de ver algo nuevo, que te sorprenda, que te haga sentir cosillas en el estómago, que te haga reir de verdad, es algo que aún no he perdido.

Todas estas divagaciones vienen porque llevo un mes de lo más cinéfilo, pero de casa. Con el tema de las oposiciones, en un fin de semana me vi de una tacada Doctor Zhivago y al dia siguiente Lo que el viento se llevó. Me dio un punto filipino y me traje la segunda del curro. Sobredosis de cine clásico y pensando que ya no se hacen pelis así, un desastre en toda regla. Eso fue hace casi un mes pero desde entonces han caído otros clásicos como 39 escalones y Cantando bajo la lluvia, clasiquillos más recientes como la segunda de Mad Max (dos eurillos en MM) y algunas más recientes como Stardust o Horton. Aparte de ir a ver Iron Man al cine. Teniendo en cuenta que las veo los fines de semana, más que cinéfilo parece que me he convertido en cinéfago. Definitivamente, necesito salir más e irme a la playa, ahora que empieza el buen tiempo.

Para acabar el tema de una peli que, en su momento, me fascinó pero por lo cutre, histriónica, acartonada y tan laurentiis. Y como me divertí viendola. Sobre todo por su banda sonora



Y a ver si pongo un post sobre las bandas sonoras, que las tengo más abandonadas. Pero eso será otra historia.

10 comentarios:

potro dijo...

entrada y golosinas por un duro.... flash..... bingos de los setenta...

jajajajajjajaaja muchacho pareces un abuelo recordando batallitas!!!! XD

la primera peli que vi en un cine fue.... el rey leon!!! jaja

besos!

Nicanica dijo...

Ay, Star, yo iba al cine de la parroquia (entrada: 20 pesetas), y veía cosas horroríficas como 'Los locos de Cannon Ball', 'Sólo para sus ojos' o 'La de la mochila azul'.
¿Cómo iba a ser una adulta normal?

star dijo...

Potro, que quieres que te diga, que uno ya tiene sus años, jajaja. Si puse el poster de Robin Hood es porque fue la primera que vi en el cine.

Nica, los locos de CannonBall tenía su pase, las de James Bond me suelen gustar pero ¿¿la de la mochila azul??? pordios, no me dirás que también irías a las de parchis o_O

Nicanica dijo...

...la de ojitos dormilones
me dejó gran inquietud
y malas calificaciones...

Sí. Las de Parchís me encantaban. Me ponía el que hacía de ficha roja. Infancia perversa.

Nepomuk dijo...

Mh...

¿el cine quevedo?

¿el magallanes?

Nicanica dijo...

El mío era el cine de la parroquia de Santa Isabel de Hungría, barrio de Escaleritas, Las Palmas de Gran Canaria, África.

Mac Dubh dijo...

Yo de niño iba al cine y me costaba 100 pesetas, pero es que como además el portero era el padre de la madrina de mi hermano( y es literal, aunque suene a chiste barato), los 20 duros los gastaba en golosinas y entraba gratis. Pero mirad si soy viejo, que cuando iba al cine aun echaban dos pelis por el precio de una entrada. Así que Star, aunque no llegué a ver "Lo que el viento se llevó" en cine... aun puedo decirte que se cinéfago ni es malo,ni choca con la idea de pasar un finde genial. A mi por que no me dejan tranquilo, si no, lo haría también

raul dijo...

yo no entenderé nunca por qué en la época en que los cines eran lo más incómodo del mundo con los asientos de madera y todo,... van y te echan sesiones dobles!!! :s

star dijo...

Mac, yo también llegué a ir a algunas se siones dobles pero pocas, la verdad.
Raúl, es que a los enanos nos daba igual los asientos, no sin mi peli ;p

mokko dijo...

Yo me colaba en el cine pues los acomodadores me conocian de ser vecino .....las de tarzan??? toooodas me las vi .
Por cierto muy buen gusto
besukos
mokko