lunes, 2 de junio de 2008

De crónicas viajeras

Estoy derrengao, es decir, muerto. Estos viajes cortos pero intensivos te dejan hecho una piltrafa humana. Pero como dice el refrán: sarna con gusto no pica, y como me lo he pasado genial pues quejarse sobra. No hemos parado, me han hecho caminar lo que no está escrito y más. Pero me he "jartado" a reir y he disfrutado como un enano.

Sección Grandes momentos del viaje (y la importancia no viene dada por el orden sino según me acuerde).

Momento 1. Jugando en el avión de ida, primero entre nosotros y luego con dos más de otro grupo que estaba al lado nuestro, a lo de buscar nombres, apellidos, ciudades, etc que empiezan por una letra. Hacía décadas que no jugaba a eso y nos reímos un rato. Aparte de un tío que estuvo roncando y al principio pensamos que algo se había estropeado en el avión del ruido que hacía.

Momento 2. El viernes por la noche nos fuimos a ver Mamma Mia, el musical con las canciones de Abba y que está en Barcelona. Habíamos comprado las entradas desde aquí y me lo pasé estupendamente. Will, si no encuentras a nadie para ir, avísame, que me animo y te acompaño.

Momento 3. La visita al mercado de la Boquería el sábado. Impresionante. Mucha comida buena, todo rico y con una pinta fenomenal. Me encantó aunque estuviese lleno de guiris.

Momento 4. El sábado por la noche, a pesar del cansancio y a insistencia del otro humano varón del grupo, nos fuimos al Puerto Olímpico a darnos un homenaje, es decir, a cenar. Después de un cierto acoso en las entradas de los pubs, llegamos a un restaurante donde nos comimos una paella que estaba para chuparse los dedos. N
os decidimos por ese local porque estaba lleno hasta los topes y pensamos que tenía que ser bueno. Y no nos arrepentimos.


A veeeer, que más. No sé si se me olvida algo.



Momento 5. Que siiii, que encontrarme con Will fue otro de los momentos de este viaje. La verdad es que lo me pasé muy bien con él. No fue difícil localizarlo porque un polo lila se ve a varias leguas, a pesar del gentío que había en la zona. Nos fuimos a tomar un café y a cotorrear un poco, vamos, a conocernos in person. En un momento dado, le di las chocolatinas y fue como si le estuviera pasando el anillo único, porque no se despegó de ellas en todo el tiempo. Sólo le faltaba decir: “mi tesssoooooooro”, jajaja.
Como dice en su blog, cogí confianza con él (perdona si me excedí un poco, eh) pero es que se prestaba a ello, es decir, me encontraba muy bien y bastante cómodo. Con otra gente, tal vez me hubiese cortado más y no habría hablado tanto.
Claro que él tampoco se quedó atrás. Porque eso de que te comparen con la Madre Teresa de Calcuta por la edad, pues como que no suena bien. Y si encima a los pocos segundos pasas por delante de una librería y en el escaparate aparece una biografía de la susodicha pues el recochineo aumenta. Eso sí, se le notó especialmente interesado en esa playa del sur, Maspalomas, y todo lo relacionado con la zona del cruising y demás ;p
Así que ya sabes, cuando vengas te llevaré por allí para que te lo pases bien (sonrisita mesfistofélica). Y con esto seguro que ya se le h
a ido la fe en la blogosfera.



Y, colorín colorado, este cuento se ha acabado. Y buen principio de semana.


7 comentarios:

Mac Dubh dijo...

Solo conozco a will por aquí pero en julio viene a Mallorca así que espero tener ese feeling tan genial con el en persona, ya que me cae estupendamente. Saludos chaval

Will dijo...

uy!!! desmiente ahora mismo lo el cruising! jajajajajajajajajajajaj


Un placer, en serio, pase un rato muy agradable contigo.

Por cierto, esto.... ya no me queda chocolate....

¿cuando vuelves?

Will dijo...

Ah! se te ha olvidado decir cuando me arrastraste por media Barcelona para encontrar una tienda rara...

(y me perdi...)

star dijo...

Lo del cruising es verdad verdadera. Yo no miento ... casi nunca :p

Will dijo...

cifras y letras...

potro dijo...

jajajaja tio es que lo de maspalomas es famoso jijijijiji

yo voy el mes que viene ;) a ver ese yumbo tan famoso!! xD

besos

star dijo...

Potro, no te hagas demasiadas ilusiones que luego te puedes llevar un chasco. Es preferible ir sin aspiraciones y dejarte llevar ;)