miércoles, 4 de junio de 2008

De maravillas vitales

Podría hablar de lo maravillosa que es la vida. De lo estupendo que me lo paso en el master, con dos cursos a la vez, tareas y lecturas a porrillo y otras dos que debo entregar la semana que viene. También podría hablar de mi intento por acceder a la Escuela Oficial de Idiomas y las pruebas que tengo a finales de mes, porque yo lo valgo y soy así de masoca que me pido pruebas que no son obligatorias. O de lo fantástico que me lo paso yo solito en el curro entretenido con amables profesores y adolescentes nada estresados por los exámenes. Si es que la vida es tan, pero tan Supercalifragilisticoespialidosa que me dan ganas de cortarme las venas con un cuchillo de untar mantequilla.

En realidad, no hago sino pensar en las vacaciones y en dormir, descansar, vegetar en el sillón viendo series y pelis que tengo apiladas para cuando tenga tiempo, vaguear en suma. Pero no quiero convertir este blog en un llanto permanente, coño, que parezco una plañidera.


Encima el mundo está al revés. Aprovechando que el resto del país se ha vuelto generoso conmigo porque durante el año pasado os habéis quedado con parte del dinero de mis nóminas y ahora toca que lo devuelvan (una señorita generosa de la Agencia Tributaria así me lo confirmó), quería irme unos días a los sures a recargar las pilas en un hotelito bueno, bonito y barato o irnos a hacer una pequeña visita a una amiga que vive en Bilbao. Y mi nene, que por lo usual es el manirroto de los dos, cortó mis ilusiones con una retahíla de realidades insoslayables. Vamos, que hay prioridades antes que las vacaciones y no hay manera de convencerle. Así que desde ayer intento asimilar que este año mis vacaciones serán caserillas aunque …, bueno, eso está por ver aún.

Eso sí, en cuanto cobre me pienso pillar la WiiFit y me pienso poner como la china de la foto, hala.



PD: Acabo de llegar del curro y me he encontrado en casa con una visita: una amiga y su novio. Ellos me fueron a buscar el domingo cuando vine de Barcelona, y medio habíamos acordado de aprovechar el puente de diciembre, que coincide con el cumpleaños de ella, para hacer un viaje cortito. Ya ni me acordaba así que casi que hemos quedado para irnos a Bilbao por esas fechas. Al final creo que me iré de viaje este año, jejeje.

4 comentarios:

Mac Dubh dijo...

Dos cosas:
Por mucho que te esfuerces en mirar sospechando no se te achinaran los ojos.
Y por otro lado, ves como si saldrás? jejejeje

star dijo...

Ay Mac, si es que ya tengo los ojos medio achinados, pero desde siempre, así que en algo me parecere ;)

potro dijo...

me da que lo de la tabla wii es un timo, sera divertida pero de ahi a adelgazar.... no se...

pero a que sienta bien que te devuelva hacienda?? jajaja

feliz finde!!

star dijo...

Potro, claro que sienta bien, todo dinero que entra siempre es bienvenido. Lo de la tabla no es tanto para adelgazar como para hacer un pizco de ejercicio que si no me veo a lo Homer ;)