miércoles, 10 de diciembre de 2008

Aventuras madrileñas Episodio I

Pues ya estamos de vuelta. Más muertos que vivos, con mucho sueño, unos más que otros, moliditos como un zurrón. De hecho, tenía pensado poner este post ayer martes pero me lían, me lían y me quitan tiempo para mis cosas. Hoy miércoles, cuando ha sonado el despertador he sentido la tentación de seguir durmiendo y quedarme en casa con la excusa de estar malo. Pero esa cosilla de mi cerebro, conciencia creo que se llama, ha insistido y unos segundos después se ha impuesto. En fin, que sigo con mucho, muchísimo sueño (necesito una sesión de diez horas seguidas durmiendo) y molido de tanto aquí para allá. Pero ¿y lo que hemos disfrutado? ¿y lo que nos hemos reído? ¿y comido? ¿y bebido? Y andado, porque anda que no hemos caminado ni nada. Pero, bueno, vayamos por partes que si no esto se convierte en un caos de recuerdos, cotilleos, anécdotas y temas varios.

Como contaba la semana pasada, pues nos fuimos los cuatro (una amiga y su novio, mi nene y yo) a los madriles, a los cuales se añadieron el hermano de ella y su mujer, que conocemos de sobra y estaban en la villa desde el lunes. El vuelo en Iberia no estuvo mal, un avión grande, vuelo tranquilo, llegada a la T4 y ¡sorpresa! paseíto en tren y a esperar una hora, sí, ¡UNA HORA!, por las maletas. Eso, en plena medianoche. Tercermundista total. Con todo eso, llegamos a nuestro destino como a las una y media de la mañana con un hambre canina, así que salimos por la zona y encontramos un bar-cafetería donde devoramos los bocatas. Y a dormir que ya eran las dos y media.

El lunes por la mañana nos fuimos al Museo del Prado, visita obligatoria porque yo quería ver una exposición de Rembrandt (altamente recomendable para los que esteis por Madrid y que dura hasta principios de enero) y los demás se vinieron conmigo (qué poder de convicción tengo, eh?). Pues allí que estuvimos la mañana y buena parte del mediodía, viendo mis pintores flamencos, mis Tizianos, mis Velazquez. Que envidia poder estar allí para verlos con tranquilidad y como se merecen.


Yo me fuí un poco antes que los demás porque había quedado con Rickisimus para vernos, tomar un cafe y charlar un ratillo. Lástima que fuese tan breve pero, al menos, conocí a M., un encanto. A ver si se vienen por las islas un día de estos. Estuvimos a punto de caer en el lado oscuro, quedamos cerca de la sede de la Cope y, al salir del bar, vimos a Garci, Luis Herrero y Eduardo Torres-Dulce (este lo copio del blog de Rickisimus porque me sonaba la cara pero no su nombre). Vamos, que si llega a aparecer Lord Sidious, alias Fedeguico, hubiera caído en el lado oscuro sin remisión.

De ahí me fui corriendo a comer, porque los demás ya andaban por los postres. Que se esperen. Y luego a pasear. Y como sigo teniendo un enorme poder de convicción nos los llevamos por chuecaland. Hortaleza para arriba, Fuencarral para abajo, plaza de Chueca, viendo tiendas, comprando poco aunque algo cayó, como un par de comics de Ralf König (mi colección sigue aumentando, poco a poco). Mi nene, al que voy a llamar T. en adelante que el pobre merece algo más, me regaló una camiseta (mis habilidades jedi de control mental siguen funcionando a la perfección, jejeje).


Sí, lo sé, mi nivel de frikismo va aumentando y soy realmente asqueroso, pero que se le va a hacer, semos así. Tras comer algo por la Gran Vía nos fuimos a descansar un poco y a cambiarnos de ropa para la salida nocturna.

Y en la salida nocturna fuimos a ver esto.


Al principio el resto de la expedición, salvo el novio de nuestra amiga que se había informado, iba un poco descolocado y desconfiado sobre lo que iban a ver pero cuando en la cola vieron a parte de los que iban a participar empezaron a disfrutar. Entramos en la sala y, tras una breve introducción, empezó el espectáculo. Y bailamos, y cantamos, y nos divertimos, al menos yo me lo pasé como hace mucho tiempo no me lo pasaba.


Ya sabes, si estás en Madrid un viernes por la noche y no sabes qué hacer, el doctor Frank N Furter te hará un hombre en siete días. Lo pasareis bien. Si quereis saber más, aquí está su blog.



Y hasta aquí, el primer día.


En próximos capítulos: Rumbo a la ciudad imperial. Tirma llega a Toledo. Conchita celebra su día con unos amigos. Pasiones argentinas. Y un avance de la temporada invierno 2008-2009 de moda toledana. Seguiremos informando.

12 comentarios:

Grace dijo...

Qué envidia, qué envidia, qué envidia...
Esperaré paciéntemente al segundo capítulo y me alegro que lo pasaras tan bien.
Tus habilidades jedi de control mental son estupendas, ¿tienes padawan y estás en el consejo?
La camiseta mola!!!
¿Cuándo vendrás a Barcelona? :(
Qué bien verte por aquí de nuevo
Besitos, guapetón

Don Otto Más dijo...

El caso es gastar y gastar, eh? Y si, lo del tren de la T4 es un asco, pero es lo que tiene la modernidad de tal Terminal...
Chueca? No seréis maricas, NO? XD

Toledo kk, mucho promete y luego no es nada...

Nicanica dijo...

La maldad y el terror Koji puede dominar...
Qué suerte.
Besos, Star.

Sota dijo...

si llega a aparecer Lord Sidious, alias Fedeguico, hubiera caído en el lado oscuro sin remisión

No jodas que te pone Lossantos...

Pervertido!

Degenerado!

Guarro!

starfighter dijo...

Grace, claro que tengo padawan, mi nene of course, jajaja. A Barcelona me gustaría volver pronto ;)

Otto, mucha modernidad pero tercermundista. ¿Marica? Aún no sé cómo acabamos en Chueca buscando la iglesia del Cristo de Medinaceli, la verdad...

Nica, "y con él su robot, Mazinger", jejeje, tú sí que sabes. Hay segunda parte con Mazinger Z...

Sota, sí que hay que tener mal gusto pero yo lo decía considerando a Fedeguico como un agujero negro que todo lo absorbe. Ahora que lo pienso ... Fedeguico, agujero negro... mmm, mejor retiro lo dicho.

Mac Dubh dijo...

Jajaja ya te echaba de menos chavalote... Y que sepas que te odio por ver Rembrandts, Tizianos y similares ,jo.. y yo aun no he ido al Prado,joroña que joroña. Saludos a T y a Ti Tambien jajaja

starfighter dijo...

Mac, pues estás tardando en ir, que te va a encantar, ya verás.

Mac Dubh dijo...

Jo pero si siempre que quiero ir me pasa algo...jo

Will dijo...

Querido tu no tienes poder de conviccion, lo que pasa es que nos arrastras!LITERALMENTE!

starfighter dijo...

Will, que tú te dejas convencer con una chocolatina, hombre!!

Anónimo dijo...

Siento no haberos acompañado por mi Toledo. Conociendo tu pasión por la pintura, es una lastima que no hayais podido disfrutar la sala de las escuelas españolas del XVII, de la casa del greco por obras, algunas están puestas en el m. de Victorio Macho, pero no es lo mismo. Tambien para darte un atracón a pintura tienes la Catedral, es impresionante, espero ansioso la siguiente parte, un beso de D. y J. (F y M. saben quien somos)

starfighter dijo...

Hola, volveremos a Toledo, por supuesto, que siempre se quedan cosas atrás como esa que comentas. Gracias por el saludo y sed bienvenidos.