viernes, 19 de diciembre de 2008

Un elfo musical

Con todos ustedeeeeeeeees, el señor Danny Elfman. Aquí teneis una foto del susodicho en cuestión para ir abriendo boca.


Danny Elfman es un jovenzuelo de cincuenta y tantos que lleva en el mundo de la composición de música para el cine más de veinte años. En realidad, empezó con una banda de música,
Oingo Boingo, con la que ha sacado varios discos. Pero, un día, el señor Tim Burton comenzó a rodar su primera película y quiso que compusiera la música para ella. Desde entonces, han tenido una de las relaciones más fructíferas que hayan tenido un director de cine y un compositoren los últimos años, comparable a Hitchcock y Herrmann o Spielberg y Williams, por poner dos ejemplos.

El estilo de Elfman es bastante reconocible, como en casi todos ellos, aunque también se caracteriza por la enorme variedad en sus composiciones. Grandilocuente, oscuro, irónico, divertido, gusta de utilizar grandes orquestas y coros peeeeeero también ha compuesto música de carácter más intimista cuando ha sido necesario. Sólo que cuando le sale la vena sarcástica y divertida, pues eso. Pero vayamos por partes. Como dije más atrás, ha compuesto la música de casi todas las películas de Tim Burton, a excepción de Ed Wood (que lo hizo Howard Shore) y Sweeney Todd (Stephen Sondheim). Y aquí van algunos ejemplos.

De las primeras composiciones, voy a destacar dos: La gran aventura de Pee-Wee y Beetlejuice (o Bitelchús, como le llamaron aquí).






Se trata de una música muy original, divertida y fresca, con un puntito de locura. Sin embargo, al llegar la década de los 90 su música se hizo un poco más oscura, claro que las películas en las que participó no eran la alegría de la huerta: Batman, Darkman, Eduardo Manostijeras y Batman returns, que culminarían en Pesadilla antes de Navidad. Claro que siempre queda un huequito para la diversión o la ironía.









Del tramo final de las películas con Burton, me quedo con Sleepy Hollow, oscura, gótica y recargada; con la música de la sorprendente Big Fish y la locura de Charlie y la fábrica de chocolate.







Además, ha compuesto la música para dos películas de animación que, prácticamente, se puede decir que son musicales: Pesadilla antes de Navidad, de la que hoy no pongo nada que ya he puesto mucho en otros post, y La novia cadáver, de la que pongo un estupendo video.





Al margen del mundo burtoniano, Danny Elfman ha participado en otras producciones, algunas bastante conocidas y comerciales y otras no tanto. Entre las primeras podemos destacar Spiderman (y sus secuelas), Men in Black y la seguna parte, Mission: Imposible, Hulk o Hellboy 2: el ejercito dorado. Otras no lo son tanto como Belleza negra, o Un plan sencillo.






Para terminar, un apunte. Danny Elfman también ha compuesto música para series de televisión. ¿Os suena?







Que tengais un estupendo fin de semana.

8 comentarios:

Nyc dijo...

La verdad que me sonaban todas las b.s.o. pero no conocía al autor. Un post muy instructivo sí señor.
Por cierto, aquí ha mejorado el tiempo desde que cantaste, así que no hagas caso a las malas lenguas.
Buen finde

Van Hessa dijo...

No le había visto nunca la cara... y bueno, es tal y como me lo imaginaba: con una buena pinta de friki, jeje.

starfighter dijo...

Nyc, me alegro que te haya gustado ;)

Van Hessa, si lo ves en fotos con perilla o más joven con la banda, sí que tiene pinta de friki demoníaco, jajaja.

Crow dijo...

Un gran compositor sip, y en Oingo boingo tenian temas geniales XD,mi favorita sin lugar a dudas la BSO de Eduardo Manostijeras.

Buen fin de semana ^^

Mac Dubh dijo...

Ya sabes que soy una nulidad musical. jajaja asiq ue es un lujo aprender todo esto

starfighter dijo...

Crow, Eduardo Manostijeras y Pesadilla antes de Navidad son para mí las mejores de él, aunque tiene muchas que están muy bien.

Mac, pues a disfrutar de la música ;)

Will dijo...

espera, espera, has dicho jovenzuelo?

starfighter dijo...

Will, sí ;p