viernes, 24 de octubre de 2008

Adivinanzas in-olvidables

Hoy pensaba, y de hecho lo sigo pensando que aún no ha acabado, que iba a ser uno de esos días en los que es mejor quedarse en la cama y no salir hasta mañana.

Nada más salir a la calle empiezan a caer unas gotitas que en cinco segundos se convierten en un auténtico chaparrón del que tengo que guarecerme. En cuanto amaina un poco corro a la parada para ver que la guagua se iba sin mí. Así que me pongo a caminar hasta la carretera general para coger la que viene desde San Mateo, que llega antes que la siguiente de mi línea. Aún mojado me siento e intento tomármelo con calma esperando llegar a tiempo. Cuando estamos entrando en Las Palmas, vuelve a caer otro chaparrón que dura un buen rato. ¿Adivinais quien ha salido corriendo de la estación hasta el curro para llegar remojado como un pollo y fichando por los pelos?

Desde ayer estoy haciendo la descripción de expedientes que han llegado este verano y que tengo en unas estanterías que llegan casi hasta el techo. ¿Adivinais quien se ha tenido que subir a una escalera hasta casi el último peldaño y por poco se la pega mientras sacaba un archivador para ver los expedientes? Aún tengo el corazón en la boca...

Para relajarme decidí ir hasta el otro depósito de mi archivo que se encuentra como a unos veinte minutos caminando, quince si vamos a un paso ligerito tipo legionario (bueno, con la cabra serían como 10 minutos). Cuando estoy llegando a mi destino, una chispa se enciende en mi cerebro, hasta entonces feliz de estar escuchando música mientras vamos de paseo, y me doy cuenta que no he cogido la llave del depósito. Mi ánimo se ha puesto del color de las nubes y he tenido que dar media vuelta, maldiciendo en arameo, asirio y otras lenguas muertas que desconozco.

Pero como dicen en No somos nadie, el programa de M80 que escucho mientras bajo en la guagua al trabajo, alguien se ha levantado peor que tú. Ya se que no es consuelo pero leer en el periódico que han destituido al Vicenconsejero de Pesca del Gobierno de Canarias, que tiene su despachito en mi mismo edificio, ha sido la comidilla del lugar. ¿Adivinais quien se encontró al susodicho en el ascensor mientras bajaba? No le dí el pésame porque no le conocía entonces y no vi su foto hasta mucho después. Pero no lloreis por él, que es del PP y todo se debe a guerras internas por quítame allá un apoyo en el congreso del mes que viene. Ainsssss, cómo me voy a divertir...

Mac me ha llamado, hemos hablado y digamos que no lo está pasando bien, más bien lo contrario. Así que voy a dedicarle este post para que se anime un poco y un abrazo, aunque sea lejano. A ver si los increibles Monty Python le hace sonreir.



Besos para tod@s y buen fin de semana.

10 comentarios:

mokko dijo...

Chaaacho que aqui se pasó casi 2 dias lloviendo y esta mañana 2 grados matinales de "na", te quejas de eso de "vicio".
Muchos ánimos a Mac y a ti un paraguas mon amour.
besukos charros
mokko

starfighter dijo...

Si no me quejo, Mokko, es que me pilló desprevenido. Con lo que me gusta que llueva...

Van Hessa dijo...

Vamos, que aburrirte, no te has aburrido.

Sota dijo...

Castigo de dios por ir poniendo los dientes largos otros días!

starfighter dijo...

Van Hessa, pues no, que hoy ha sido la mar de entretenido.

Sota, pero si tú no crees en Dios, vengaya. Ha sido una conjuración judeomasónica comunista, claramente.

Sota dijo...

no, no, no, no...

Yo nunca he dicho que no CREA en Dios.

Simplemente, no me hablo con ellos.

starfighter dijo...

Sota, a eso se le llama salirse por la tangente. No hablarse, no hablarse...

Nica dijo...

Sugerencia: paraguas plegable de Zara, colores surtidos (el mío, frambuesa), diseño juvenil, cabe en cualquier lado, 9.95 euros...
Besos y ánimos.

starfighter dijo...

Nica, tomo nota aunque ya tengo uno, solo que a las 6:30 de la mañana la neurona no está para acordarse de esas cosas ;)

Mac Dubh dijo...

Gracias por aguantarme tanto tu como Mokko, sois muy buena gente...y yo, soy un cargante, jejeje. Pero ya le dije a mokko que ser mi amigo significa eso, que me hago muy pesado. Aun así gracias por escucharme, por sufrirme y por seguir siendo mis amigos. Ah y gracias por dedicarme este post... abrazos