lunes, 1 de marzo de 2010

Crónica finisemanal

Este fin de semana ha sido tranquilito, para descansar y dar por acabada la migraña, por fin. El viernes por la tarde me fui con un colega al cine a ver Shutter Island.

En ella un agente judicial (DiCaprio) llega a Shutter Island, una institución mezcla de cárcel y hospital psiquiátrico, para investigar la desaparición de una paciente/reclusa. Y hasta aquí puedo leer (como diría la Gómez Kemp). Es una película dirigida por Scorsese pero no lo parece; juega mucho con la ambientación, el suspense y la intriga (el colega este se puso tenso en un par de escenas y yo le señalaba que ésta no era una peli de terror adolescente, que era de Scorsese y no habría sustos, y así fue) pero me pareció algo previsible. No es que adivines la historia desde el minuto 1 pero sí que intuyes por donde van los tiros.

Eso sí, una ambientación estupenda (años cincuenta) con una buena fotografía y una factura que hoy podríamos llamar clásica. Todo ello propio de Scorsese pero la historia no le pega nada. Además creo que hay un par de errores de casting. DiCaprio no está mal pero no se, algo falla aunque aún tiene un pase; pero es ver a Ben Kingsley y aunque se que ha hecho papeles de cabrón sigo viendo al tipo con gafas de concha y Gandhi, qué quieren que les diga. Y Max von Sydow que sale en un par de escenas pero totalmente desaprovechado, parece que pulula por la peli sin saber qué hace realmente.




El sábado no hice prácticamente nada. Algo de limpieza casera matutina y por la tarde quedar con los colegas para una partidita de rol mientras nos cebábamos con toda clase de porquerías comida dietética y cardiosaludable (je, parezco el Torreiglesias) además de cenar en casa del que organizó la partida y echar un par de carreras de fórmula 1 en la wii.

Para compensarlo, ayer domingo, como T. salía más temprano de su trabajo, nos fuimos a comer a un vegetariano a las Canteras, donde hacía un sol estupendo y un viento más estupendo aún. Luego, nos sentamos en una terracita para aprovisionarnos bien de vitamina D y nos volvimos a casa a tiempo para ponernos a ver Duplicity, una película de Clive Owen y Julia Roberts haciendo de espías empresariales. No está mal; sin pretensiones, simpática, entretiene y pasas un buen rato.




Y ahora a empezar la semana, ainssss.

5 comentarios:

Shanks dijo...

Mi finde también ha sido tranquilito. Y cada vez me pasan más rápido, jopetas!

starfighter dijo...

Shanks, este ha pasado como el Xynthia, a una velocidad estratosférica.

rickisimus2 dijo...

Qué ganas de tomar vitamina D por vía tópica.

starfighter dijo...

Rickisimus, y que lo digas. A ver si el próximo finde volvemos a la carga.

Don Otto Más dijo...

Duplicity la echaron el otro día en el Alvia de Bilbao y no la ví, pero me llamó mucho la atención,... así que debe ser una señal.
Lo de Max von Sydow en una peli asín es absolutamente inexplicable.