lunes, 21 de enero de 2008

De climatologías

El sábado tuve una sospecha al ver un día radiante después de varios con frio y algo de lluvia, sospecha que se confirmó el domingo cuando empezó una ventolera del este que trajo una calima impresionante. Ahora entiendo el amago de migraña que tuve el viernes por la mañana. Y es que mi cabecita se está convirtiendo en una especie de "predictor", a unos les duele las rodillas, los juanetes o la cintura y a mí la cabeza.

Y claro, la calima ha dejado mi sentido olfativo a la altura del coeficiente intelectual de la Hilton, es decir, la nada. Baaaahhh, exagerao, diran algunos. Que sí, que si, y si no aqui teneis una muestra de un día de calima.




En fin, esperando tiempos mejores me despido con algo de musiquilla.


Larga y próspera vida.

4 comentarios:

rickisimus2 dijo...

La verdad es que hay algunas cosas que no merecen la pena olerse.

Me han dicho que sigue la ventolera por allá ¿es así?

starfighter dijo...

Pues si, ha seguido la ventolera toda la noche y ahora por la mañana. Dicen que, al menos, hasta mañana. Y sigo con las narices medio taponadas del polvo, claro que para lo que hay.
Un abrazo

potro dijo...

ASCO DE CALIMA!!! a mi se me reseca la garganta y me sale sangre de la nariz (perdon, fui muy explicito no xD)

por cierto no se me escucha tu cancion :S

starfighter dijo...

No creo que sea tan explicito, a mi me pasa exactamente lo mismo. Mira, a ver si se escucha ahora, creo que esta mañana había problemas con la página.
Un saludo