viernes, 17 de julio de 2009

Qué me pasa, enfermera

Me he vuelto a enganchar.


Y de una mujer, por añadidura.



Me encanta Jackie Peyton, la protagonista de la nueva serie de Showtime, una enfermera con todas las de la ley. ¿Será porque es una adicta a los ansiolíticos aunque en apariencia no los necesite y sea una maestra en el arte de mezclarlos? ¿Será porque folla con Eddie, el farmacéutico del hospital, todos los días a las doce del mediodía? ¿Será porque se quita el anillo cuando entra a trabajar en el hospital y se lo vuelve a poner cuando vuelve a casa, donde la espera su marido y sus dos hijas? ¿O porque en el fondo hace lo que considere justo, así tenga que falsificar un carnet de donante de órganos o echar al baño la oreja de uno que ha acuchillado a una mujer? Tranquilos por el spoilerazo pero todo esto, todito, se ve en el primer episodio.

¿O será por esos secundarios siempre tan estupendos y que ponen el contrapunto, o la acompañan, en sus líos? La doctora O'Hara, una supermegapija capaz de gastarse ochenta dólares en unas medias (estupenda la escena cuando le da un bolso con un abrigo para que lo recicle y a la pregunta de si conoce las tintorerías reconoce que vio una en una película y le pareció tedioso) y de llevarle una cafe. Mo-Mo, un compañero, profesional, conocedor de todo lo que se mueve en el hospital y que le sirve de apoyo. Zoey, su ayudante, una estudiante de enfermería, charlatana, siempre con afán por ayudar y agradar y que se ve desbordada por todo. Eddie, el farmacéutico, enamorado de Jackie y suministrador de las drogas que ella necesita, además de ser su amante de mediodía. O el doctor Cooper que cuando se pone nervioso hace tocamientos sexuales poco apropiados para ser un médico.



A diferencia de House o Anatomía de Grey, ni hay casos complicados que no los descubre ni Dios ni embrollos amorosos (aún). Sólo casos normales, como infartos, caídas desde tres metros, etc. Comedia con un humor bastante negro, al menos para ser americana, lo cual siempre me ha gustado bastante.

Y eso que sólo he visto cuatro capítulos. Una de las cosas que se agradecen es que los capítulos sólo duran veinticinco minutos. Además, existen muchas preguntas que responder, demasiados enigmas, como el del anillo por ejemplo; menos mal que Showtime ya ha anunciado que habrá segunda temporada. Los títulos de crédito ya te anuncian por donde van los tiros.




Sección novedades: ¿alguien recuerda El prisionero?



Reconozco que yo muy vagamente, alguna cosa dispersa. Pues la cadena AMC estrenará en noviembre un remake en formato miniserie. De Número 6 estará Jim Caviezel y de Número 2 Ian McKellen. Habrá que estar al tanto. Mientras, un breve, brevísimo, adelanto.


10 comentarios:

Shanks dijo...

Pues no me sonaban ninguna de las dos...Qué desconectada de todo, por Dios!!
Buen finde!

starfighter dijo...

Shanks, la de El prisionero es antigua (de los 60). Buen findesemana.

Don Otto Más dijo...

Odiamos a Caviezel por integrista religioso... Pero bueno, todo sea por Ian ^^

starfighter dijo...

Otto, Ian forever. Que bien estaba de James Whale en Dioses y monstruos :)

Sota dijo...

Jartito estoy de series de médicos, oiga...

(para cuándo un remake de St.Eligius? ESO era una serie de médicos, coño!)

starfighter dijo...

Sota, pues no te queda na' Y no pidas deseos que luego se cumplen, y defraudan.

rickisimus2 dijo...

Pues la serie promete MUCHO.

rickisimus2 dijo...

Además Mo-Mo es uno de los protagonistas de "The visitor". Una alegría para la vista.

Veo que el resto de actores son muy normalitos, lo que promete: no basan el éxito en el hecho de que los actores sean "deseables" sino en el guión.

Mac Dubh dijo...

No se que hacéis viendo tele series de hospitales. Os invito a pasar una semana conmigo. Nada como la vida real para que os enganchéis a otro tipo de series jajaja

starfighter dijo...

Mac, nonono, que la sangre no me sienta bien, jajajaja.